Solo investigan 65% de muertes violentas de mujeres como feminicidio

501
65% de muertes ,feminicidio

Así lo reveló un informe del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio

Pachuca.-“A nuestras hijas las matan dos veces, primero en manos del agresor y después cuando las autoridades no les hacen justicia”, externó Irinea Buendía, madre de Mariana Lima, cuyo caso de feminicidio fue el primero en llegar a la Suprema Corte de Justicia, y quien ayer estuvo presente en Hidalgo para la exposición del Informe sobre la implementación del tipo penal de feminicidio en México, el cual reveló que en el estado únicamente 65 por ciento de las muertes violentas de mujeres es investigado bajo ese protocolo.

En el evento desarrollado en la capital del estado, en el que además estuvieron presentes integrantes de las asociaciones civiles que conforman el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), la madre de Lima, quien se convirtió en defensora de los derechos humanos en la búsqueda de justicia para su hija, llamó a la sociedad civil a organizarse para luchar contra la impunidad que aún pesa en los asesinatos de mujeres ocurridos por razones de género en Hidalgo y el resto de la República.

“Necesitamos forzosamente esa organización para ubicarnos, yo por ejemplo, en el desconocimiento que tenía, no sabía qué hacer, a dónde ir, ni siquiera sabía lo que era un feminicidio, afortunadamente encontré al observatorio porque la autoridad no tiene voluntad política, no tiene voluntad para hacer las investigaciones, ellos prefieren encubrir los casos para que no se sepa qué está pasando”, opinó.

Por su parte, la directora de la asociación civil Servicios de Inclusión Integral (Seiinac) Diana Avilés Quezada explicó que el estudio da cuenta que de 2014 a 2017, en Hidalgo ocurrieron 46 asesinatos de mujeres, de los cuales solo 30 fueron investigados como feminicidio, lo que representa el 65 por ciento de los casos.

Sobre las características de esos 30 hechos, detalló que cinco mujeres tenían de 11 a 20 años, seis de 21 a 30, 15 entre 31 y 40, dos de 41 a 50, una entre 41 y 50, y dos eran mayores de 60 años, es decir, la mayoría se encontraba en edad productiva.

Sobre el método para asesinarlas, expuso que la autoridad informó que la mayoría de las mujeres fueron asesinadas con objetos punzocortantes, arma de fuego y, en un número menor de casos, fueron asfixiadas. Además de que fueron encontradas tanto en espacios privados como públicos como en casa-habitación, la vía pública o terrenos baldíos.

Sobre la relación de la víctima con el victimario, dijo que la mayoría tenía una relación de pareja sentimental, conocidos de la víctima o familiares.

Asimismo, apuntó que si bien Hidalgo cuenta con un protocolo de investigación para el delito de feminicidio, el cual se emitió en 2016, este es deficiente y no cumple con los más altos estándares en la materia. Por el contrario, dentro de las actuaciones que contempla están la recopilación de declaraciones o entrevistas de las personas que hayan tenido relación con la víctima, a quienes se les cuestiona respecto a elementos que impiden investigar los casos de muertes violentas con perspectiva de género, lo que conlleva a que muchos casos queden en impunidad.

Por lo anterior, recomendó a las autoridades del estado realizar las acciones necesarias para la prevención de todos los tipos de violencia contra las mujeres, particularmente contra el feminicidio. Así como investigar desde un inicio toda muerte violenta de una mujer como feminicidio, incluyendo los suicidios, accidentes y los que se comentan en contextos relacionados con el crimen organizado, entre otras acciones.

Comentarios