“¡Somos campeones otra vez!”

2038
campeones

Pachuca

Del estadio al Reloj, la nación tuza celebró otro título de su equipo

Por un instante, el estadio se quedó en silencio. Los 25 mil aficionados en el Hidalgo mantuvieron la respiración una fracción de segundo y después suspiraron aliviados cuando vieron levantada la bandera que anulaba el gol de Gignac por fuera de lugar, entonces comenzó el festejo.
Mientras el equipo se tomaba la foto del recuerdo y celebraba en el vestidor, cientos de aficionados pintaron las calles de azul y blanco coreando el “¡Tuzos, Tuzos!” y “¡somos campeones otra vez!”. El sonido de los cláxones despertó a la ciudad y el Reloj monumental ya esperaba, estoico, el arribo de una multitud.
“¡Vamos Pachuca, queremos la copa…!”, retumbaba en plaza Independencia, el lugar convertido en el “oficial” para las celebraciones pamboleras. Banderas, porras y familias enteras daban vueltas al Reloj para festejar otro título de los Tuzos, uno más ganado ante Tigres.
La lluvia de espuma no lograba ocultar las bebidas alcohólicas que también fueron incluidas en el festejo. Saldo blanco se reportó. Tras sacar un poco la euforia, los aficionados se acordaron que apenas era mitad de semana y se retiraron a sus casas cansados, pero contentos. Y en Pachuca todo volvió a la normalidad tras otra noche histórica de su equipo.

Comentarios