Pachuca

Los comerciantes avanzaron nerviosos sobre la plaza Constitución pero de repente fueron interceptados por un centenar de policías municipales que, rápido, como piedras, les impidieron continuar, instalarse en la calle y los acorralaron bajo los arcos.
La amenaza del comercio informal regresó a Pachuca y por unos momentos tomó sus calles, agresivo, trató de secuestrar las banquetas de la zona antigua de la capital.
Óscar Pelcastre, dirigente de la Federación de Organizaciones Independientes de Hidalgo (Foideh), lanzó la advertencia a la alcaldesa Yolanda Tellería: en caso de no entregar un terreno para la reubicación, los ambulantes regresarán la mañana de hoy.comerciantes
Gritos, ruidos sueltos, desorden que no duró mucho pero que sirvió para dejar en claro que no se iban, faltaba más, empujones, que los dejen pasar, que es su derecho, no hay que ser, mano, dicen señores, jóvenes y mujeres
de más de 50 años.
El intento de enfrentamiento que no cuaja, pero deja una tensión en el ambiente y la posibilidad latente que después termina por desvanecerse.
El tiempo que tardó Óscar Pelcastre en caminar de la casa Rule hasta la plaza Constitución, mientras que algunos comerciantes cerraron sus establecimientos, fue el lapso que duró el enfrentamiento verbal que sostuvo con los policías bajo los arcos.
Después se fue, pero dejó a su gente para que enfrentara a los uniformados, algunos con sobrepeso, bajitos, que portaban toletes y escudos.
comerciantesÓscar Pelcastre amenazó que si el 7 de marzo la alcaldía no entregaba un terreno para reubicar definitivamente a los comerciantes informales, regresaría al centro histórico de Pachuca, pero la presidencia municipal respondió que no lo permitiría.
Llegó el día. Desde la comodidad de una sombra, el secretario de Seguridad Guillermo Vergara se refresca y observa cómo los comerciantes instalan bajo los arcos mesas con cremas, ropa, pantalones, blusas, bolsas para vestir y en el piso colocan chicles y dulces.
Los comercios establecidos de ropa, celulares y pastes, aquellos que no bajaron sus cortinas ante el alboroto, observaban, igual que el secretario de Seguridad.
A lo largo de los arcos de la plaza, en fila, los policías municipales permanecieron alertas para desalojar a los comerciantes informales. Marcharon, cambiaron de lugar, se colocaron frente a ellos.
comerciantesEn tanto, mientras que sus simpatizantes aguardaban frente a los policías, Óscar Pelcastre estaba a salvo en la alcaldía y después caminó hacia gobierno. Pasó el tiempo y los ambulantes se retiraron pero amenazaron con regresar.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorDestaca científico alemán investigación de la UAEH
Artículo siguienteMás de la mitad de trabajadoras sin prestaciones ni contrato
Víctor Valera
Egresado de la UAEH, reportero en Hidalgo desde 2007. Cuando inició a reportear en diarios locales, cubrió organizaciones campesinas y protestas sociales. Actualmente cubre la fuente política y Congreso local. [email protected]