Las cosas quedaron definidas. Para la Copa del Mundo Rusia 2018 nuestra querida selección mexicana se medirá ante sus pares de Alemania, Suecia y Corea del Sur en el que luce, desde ya, como uno de los grupos más difíciles del certamen. Si la situación no estuviera lo suficientemente peliaguda, en la llave de octavos de final se encuentra Brasil. Así las cosas, aquí un breve análisis de lo que podría ocurrirle a México en su aventura por la tierra del vodka.
VS Alemania. La lógica nos dice que México será derrotado. La pregunta es por cuánto. En los últimos cuatro mundiales los teutones han debutado con victoria; la más abultada un 8-0 contra Arabia Saudita en 2002. Además se tiene el antecedente de la reciente Copa Confederaciones donde una joven Manschaft le pasó 4-1 al Tri. Sin embargo, hay esperanzas de empate. En caso del triunfo nacional, sería una noticia que daría la vuelta al mundo. México debe jugarle al tú por tu a Alemania para agarrar confianza.
VS Suecia. Los nórdicos son los responsables de que Italia no fuese invitada a Rusia 2018, por lo que todo puede suceder. En teoría, este es el duelo más parejo del grupo y la clave para pasar a segunda ronda. Por tradición, los suecos nos superan en estatura y corpulencia, pero siempre le sientan mal los equipos americanos, ricos en desborde y picardía. México tiene que hacer uso de estas facultades para sus aspiraciones. El pronóstico lógico sería empate; sin embargo, hay ventaja para el tricolor dado que en competencias grandes se crece.
VS Corea del Sur. ¿Quién no recuerda el duelo de Francia 98? Corea pegó primero, pero México pegó tres. Además, vimos el nacimiento de una de las jugadas más hermosas del balompié posmoderno: la Cuauhtemiña. Si bien los asiáticos poseen velocidad y desborde, México sabe cómo controlar el balón a fin de parar al rival. Suena al duelo más disparejo; sin embargo, no hay que confiarse, los taka-taka tienen un par de sorpresas. Aun así, México obtendrá una victoria por un marcador discreto.

Segunda ronda

México tiene chance de pasar a octavos de final… como segundo de grupo. En ese caso lo más probable es que enfrente a Brasil, que viene harto inspirado tras el fracaso ocurrido en el Mundial 2014. A pesar de ello, a la Verdeamarehla siempre se le indigesta la selección mexicana. Tan sólo recordemos el partido de hace cuatro años. México le sabe hacer partido a los cariocas aunque aquí el pronóstico es muy reservado.
En caso de ser líderes de grupo, México se vería las caras ante Suiza o Costa Rica. Si es el país de los relojes, tendremos un duelo cerrado en el que ambos equipos puedan desplegar su talento a gusto. Si son los ticos, veremos un clásico duelo de Concacaf: un equipo cerrado soltando patadas a fin de aguantar el 0-0 durante los 90 minutos y lo que se venga en la prórroga ya es ganancia.
Así las cosas, se viene un Mundial interesante; medio cul&$#=? Pero interesante.

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios