IGNACIO GÓMEZ GALLEGOS

Sotero –nombre de un mártir que significa “salvador”– Prieto nació el día de Navidad, el 25 de diciembre. Su padre fue ingeniero de minas y profesor de matemáticas.

A los 13 años llegó a la Ciudad de México e inició sus estudios de preparatoria. En 1902 ingresó como alumno en la Escuela Nacional de Ingenieros –antecedente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)–, donde cursó la carrera de ingeniería civil. Terminó los estudios, pero nunca logró recibir el título.

Inició en la cátedra muy joven y realizó estudios autodidactas de matemáticas superiores, hasta llegar a ser una autoridad en la materia. Como profesor de la Escuela Nacional Preparatoria y de la Escuela Nacional de Ingenieros, durante un cuarto de siglo, influyó notablemente en la modificación y en el progreso de las investigaciones matemáticas, así como en la formación de ingenieros y de estudiantes de matemáticas y física. Entre sus estudiantes destacados estuvieron el físico Manuel Sandoval Vallarta, los exrectores de la UNAM Nabor Carrillo Flores y Javier Barros Sierra, y los matemáticos Alfonso Nápoles Gándara y Alberto Barajas, quien alguna vez afirmó: “yo conocí a Prometeo, el titán que trajo el fuego de las matemáticas y la física y lo entregó a sus discípulos; se llamaba Sotero Prieto”.

En 1932 fundó la sección de matemáticas de la Sociedad Científica Antonio Alzate –actual Academia Nacional de Ciencias de México– de la que llegó a ser dirigente. Entre las obras que publicó se encuentran Enseñanza de las matemáticas, Convergencia de series, Geometría cinemática, Secciones cónicas, entre otros ensayos.

La Sociedad Matemática Mexicana otorga anualmente el premio Sotero Prieto a la mejor tesis de licenciatura en matemáticas. En la colonia Guadalupe Insurgentes, al norte de la Ciudad de México, hay una calle que lo honra. Del mismo modo, llevan su nombre el auditorio del Palacio de Minería y una colección de 3 mil 500 libros del siglo XIX y principios del XX que está en la biblioteca del Instituto de Matemáticas de la UNAM. Además, fue el padre del escritor y caricaturista Raúl Prieto, mejor conocido por su seudónimo Nikito Nipongo.

Sotero Prieto, quien para muchos fue el pionero y padre de las matemáticas modernas en México, decía que si al cumplir 50 años no había logrado realizar algún descubrimiento importante en matemáticas, se suicidaría. El 22 de mayo de 1935, a los 50 años, cuatro meses y 27 días de nacido, cumplió su promesa.

Semblanza

¡NO TE QUEDES MUDO! ARGUMENTA Y SOBREVIVE EN ESTE MUNDO DE PALABRAS

La publicación de Fernando Montes de Oca Sicilia, coeditada con Algarabía y SM de ediciones, es una buena herramienta para jóvenes de entre 12 y 15 años, que les ayudará a incursionar en el extraño arte de la argumentación a través de ejemplos sencillitos y prácticos. Aquí encontrarán tips para discutir y crear argumentos sólidos que les permitan cerrar con éxito cualquier negociación, discusión, pleito o debate en la escuela, con los amigos y hasta en su propia casa.

Comentarios