Pues bien, vamos a despedir el año como se debe: hablando de Star wars. Así que con motivo del estreno de Episodio IX: El ascenso de Skywalker, nos dimos a la tarea de hacer nuestro listado definitivo para averiguar cuál es el mejor filme de la saga galáctica. Ojo, este conteo no incluye a las películas derivadas como Rogue one, The clone wars o Ewoks: La batalla de Endor, por lo que nos centramos en la historia principal. Así las cosas, que la fuerza nos acompañe… 9. Episodio II: El ataque de los clones. Si, Episodio I es aburrido, su secuela es un somnífero excelente. Si bien ya podemos ver los primeros pasos de Anakin Skywalker como caballero Jedi, las emociones que le llevarán al lado oscuro, su enamoramiento con Padmé y el surgimiento del ejército clon, lo cierto es que la manera en que George Lucas lleva a cabo su narrativa es soporífera, lenta y sin el espíritu necesario. Lo bueno es que vimos al maestro Yoda pelear y eso es un espectáculo que supera a todo lo demás en el filme.

8. Episodio I: La amenaza fantasma. Todos lloramos de la emoción cuando a mediados de los 90 George Lucas pronunció que haría una nueva trilogía de Star wars que trataría sobre la juventud de Darth Vader y su paso hacia el lado oscuro. Así, en 1999 y tras filas kilométricas para entrar al cine, pudimos ver el ansiado Episodio I y la verdad es que resulta tedioso. Aunque sienta las bases de la saga de precuelas, la peli es poco ágil y parece sacarse ciertas cosas de la manga (sí, nos referimos a los midiclorianos). Además, nos regaló a uno de los personajes más odiados de la galaxia: el infame Jar Jar Binks. Gracias a la fuerza, la pelea de Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi contra Darth Maul sigue siendo fascinante.

7. Episodio IX: El ascenso de Skywalker. La película que culmina todo lo creado por George Lucas hace 42 años es entretenida, conmovedora y un digno cierre; sin embargo, no es nada propositiva, trata de enmendar todo el Episodio VIII y abusa del fan service de una manera grosera. Pero no es totalmente la culpa del director JJ Abrams, sino más bien de una mala planeación de la nueva trilogía de La guerra de las galaxias, ahora bajo el mando de Disney. Así, Episodio IX es una valiosa lección de que querer complacer a todos y hacer una peli con solamente empuje corporativo no son buenas ideas.

6. Episodio VIII: Los últimos Jedi. Olvídense de las bases del Episodio VII, que su secuela está aquí para borrarlo todo. Amada por la crítica pero odiada por los fans, Los últimos Jedi es un filme que trata de desafiar a los espectadores con resultados divididos. Por un lado, discute de gran manera la naturaleza del bien y el mal y nos propone que los héroes pueden ser desconocidos y flaquear constantemente; en el otro extremo, el director Rian Johnson se pasa por el arco del triunfo gran parte de la mitología de Star wars para formar la suya, a costa de personajes que amamos como Luke y Leia Skywalker. Si bien es la más propositiva de la trilogía Disney, debemos clamar que la iniciativa a lo pen%#/)= no suele llegar lejos.

5. Episodio VII: El despertar de la fuerza. En 2012 Disney compró a LucasFilm y con ello se hizo de la saga más legendaria de todos los tiempos, Star Wars, con la promesa de hacer una trilogía que explorará nuevos horizontes tras el Episodio VI: El regreso del Jedi. Tres años después y con la dirección de JJ Abrams, El despertar de la fuerza llegó a los cines para demostrarnos que aún hay mucho por explorar de la galaxia muy, muy lejana. Con nuevos personajes, villanos y el regreso de héroes como Leia, Han Solo y Chewbacca, Episodio VII es el filme más nostálgico de toda la saga. De ahí sus aciertos y también sus errores, ya que a pesar de que es una carta de amor a La guerra de las galaxias resulta, a la vez, una calca del Episodio IV.

La próxima semana daremos conclusión a nuestro acalorado conteo. Por lo mientras, les deseamos un 2020 lleno de emociones, trabajo, salud, amor y aventuras galácticas. Una vez más, que la fuerza los acompañe… @Lucasvselmundo [email protected]

Comentarios