De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor

Ernesto Sarabia / Agencia Reforma
Ciudad de México

Durante la primera quincena de junio el Índice Nacional de Precios al Consumidor tuvo un alza del 0.13 por ciento, lo que se reflejó en un incremento anual de 4.54 por ciento, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
En los dos casos, las variaciones observadas resultaron inferiores a los números esperados por el consenso de Bloomberg de 0.16 por ciento quincenal y de 4.57 por ciento respecto a la primera quincena del sexto mes del año, respectivamente.
El índice de precios no subyacente observó un aumento del 0.30 por ciento quincenal frente a la disminución en su componente de agropecuarios del 0.70 por ciento.
Las frutas y verduras reportaron una reducción en sus precios al consumidor de 0.93 por ciento quincenal y los pecuarios de 0.58 por ciento, lo que dio variaciones anuales de menos 2.33 y 4.41 por ciento, en cada caso.

En los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, los primeros 15 días de junio, los precios subieron 0.89 por ciento y 10.91 por ciento a tasa anual.
Por otro lado, en el índice de precios subyacente, en la primera quincena del sexto mes de 2018, se presentó un movimiento marginal de 0.08 por ciento, lo que dio un 3.59 por ciento con relación al mismo lapso del año anterior.
El instituto explicó que la inflación subyacente se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien, que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Así, dice, “los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son los siguientes: agropecuarios y energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno”.
Al interior del componente subyacente, los servicios avanzaron 0.15 por ciento quincenal y 3.33 por ciento anual; en tanto, las mercancías no tuvieron variación en los primeros 15 días de junio, aunque a tasa anual el cambio fue de 3.89 por ciento.

 

Comentarios