Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

María Eugenia Zaleta Arias

Profesora y coordinadora de gerontología

Los padres o los cuidadores principales de los menores tienen el papel fundamental de inscribirlo en el mundo psíquico. La llamada de atención que hace el menor ante una situación que le provoca displacer o incomodidad es un mensaje para quienes lo cuidan, de ayudarle a dar un sentido, un significado, transforman ese llamado en un mensaje, donde el pequeño llora, los padres traducen, le abren la puerta al reconocimiento del otro.
Poco a poco, el menor se dará cuenta de los cuidados que se le brindan, de los tiempos de espera, de aguantar la frustración cuando su demanda no es cubierta cuando quiere. Aprenderá a tolerar, a reconocer el esfuerzo del otro, será capaz de hacerse cargo de sus acciones y de los efectos que tienen esas sobre los demás. El ideal, de esa situación, se cumple cuando los padres son capaces de ver a ese bebé como alguien distinto y, por lo tanto, con necesidades diferentes a las de ellos. Es fundamental que sepan que duele la espera, lo que les permitirá ver que hay alguien más que genera lo que ellos necesitan, a partir de eso podrán construir el agradecimiento.
Regresando al título de este escrito, ¿sujeto ético o sujeto disciplinado?, ¿qué es lo que promueve uno u otro? En el primero, lo da la posibilidad que se permiten los padres de distanciarse y reconocer al otro, promoviéndole hacerse cargo de sí mismo, responsable de las acciones y de sus consecuencias; en el segundo, están quienes no permiten esa diferenciación, esos terminarán tomando las decisiones y responsabilizándose de lo que los hijos realizan, a causa de la angustia que les provoca saberlos distintos e independientes de ellos.
Un sujeto ético asume que hay un mundo de objetos de los cuales hay que hacerse cargo, cuidar, un compromiso con el otro. El sujeto disciplinado obedece, no asume consecuencias, porque a fin de cuentas, quien da órdenes queda como el responsable de la acción solicitada.
Quienes cuidan o tienen a su cargo a personas, deberán admitir el dolor y la frustración que provoca saber al otro distinto y autónomo, por lo tanto, saberse a sí mismos responsables de sus acciones. La tarea para cada quien es analizar cuáles son las consecuencias de pertenecer o favorecer uno u otro lugar.
Tomando como pretexto el natalicio de Sigmund Freud, un 6 de mayo pero de 1856, hago uso de sus palabras, él recomienda a los padres aguijonear al menor, instigarlo, motivarlo para que sea un sujeto activo y responsable de sus actos. Finalmente, es fundamental cuestionarse ¿qué tipo de sujetos queremos ser?, ¿qué tipo de sujetos formamos?, ¿sujetos que asumen o sujetos que delegan?

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios