Estambul

Un ataque armado contra el exclusivo club nocturno Reina, de Estambul, situado en la orilla europea del río Bósforo, perpetrado poco después de la llegada del Año Nuevo, causó al menos 39 muertos y 69 heridos, entre ellos numerosos extranjeros, mientras que el atacante se dio a la fuga.
El club Reina es un conocido lugar de ocio de la alta sociedad de Estambul y frecuentado por celebridades, futbolistas y empresarios.
Un camarero del local indicó al diario Hürriyet que en el local había unas 500 o 600 personas festejando la llegada de 2017.
El ataque sucedió a la 1:30 horas local cuando un desconocido, supuestamente disfrazado de “Papá Noel”, abrió fuego contra la gente con un arma automática, antes, según reportes, habría abatido al guardia de seguridad y un civil.
Algunos testigos afirmaron que habían oído al asaltante expresarse en árabe, pero las autoridades por el momento no confirmaron la versión.
A pesar del enorme despliegue de seguridad montado en Estambul con motivo de la Noche Vieja, el hombre sigue a la fuga, señala la prensa local.
“Nuestra Policía ha puesto en marcha una operación y esperamos que sea capturado pronto”, manifestó el ministro turco del Interior, Süleyman Soylu.
Hasta ahora se han identificado 21 víctimas, de ellas 16 extranjeros de nacionalidades no especificadas, mientras que los otros cinco son ciudadanos turcos.
El dueño del club, Mehmet Koçarslan, aseguró al diario que los servicios secretos estadunidenses ya habían avisado de posibles ataques una semana antes y que se habían tomado medidas adicionales de seguridad a orillas del Bósforo.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios