Suman 41 amparos contra eólica francesa

224
francesa

DIANA BAPTISTA /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

La comunidad indígena zapoteca de Unión Hidalgo, en el istmo de Tehuantepec, suma 41 amparos contra la central eólica Gunaa Sicarú, promovida por la empresa Eólica de Oaxaca, filial de la francesa EDF Energies Nouvelle.
El último amparo ante los juzgados de distrito con sede en Salina Cruz, Oaxaca, fue presentado porque la Comisión Reguladora de Energía (CRE) otorgó un permiso para la generación de energía eléctrica sin que existiera la consulta previa con la comunidad, obligada en la Constitución.
“Hace unos días nos enteramos que la CRE, el 29 de junio, otorgó el permiso para la generación de energía”, informó Juan Antonio López, coordinador del área de justicia transnacional de Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales (Prodesc).
“La consulta ya no es previa, ya hay un permiso otorgado. Tampoco es libre porque el presidente municipal de Unión Hidalgo quiere comités avalados por él, o no participarán en la consulta.”
Desde febrero, la empresa entró a la comunidad para prometer beneficios como parte de la construcción de la eólica.
En consecuencia, 700 indígenas comuneros firmaron un amparo para exigir la consulta para el proyecto, el cual sigue en proceso.
A dicho amparo le siguió la presentación de otros 40 con la firma de mil 400 comuneros.
La consulta indígena debe ser previa, libre, informada y de buena fe; ello implica que debe hacerse antes del inicio del proyecto o del otorgamiento de permisos.
López abundó que, apenas hace dos semanas, el gobierno municipal anunció la conformación del comité técnico de consulta para el proyecto que tiene contemplado iniciar operaciones el primero de diciembre de 2017.
En Unión Hidalgo ya existe el parque eólico Piedra Larga, que pertenece a Desarrollos Eólicos Mexicanos, y que también se instaló sin consulta con la comunidad.

Comentarios