Ciudad de México.- Al menos 58 personas han muerto y más de 515 resultaron heridas en el tiroteo ocurrido la noche del domingo en un concierto en Las Vegas, según el último balance de la Policía local.

El portavoz del cuerpo policial Joe Lombardo ofreció esos datos en una rueda de prensa en la que pidió paciencia a los familiares, ya que la identificación de las víctimas llevará tiempo.

Además, reiteró que las autoridades estadunidenses no han encontrado vínculos entre el atacante Stephen Paddock, un hombre de 64 años originario de Nevada, y el autodenominado Estado Islámico (EI), que se adjudicó la responsabilidad del ataque.

“Conforme hemos determinado es que no hay conexión con este hombre y el grupo terrorista, vamos a seguir trabajando con nuestros socios”, aseguró Lombardo.

Según medios estadunidenses, se trata del mayor tiroteo masivo en la historia reciente del país.

En un mensaje público, el presidente estadunidense Donald Trump calificó el ataque como un “acto de maldad pura”.

Además, aseguró que visitará la ciudad mañana para reunirse con víctimas y autoridades.

“(El atacante) asesinó brutalmente a más de 50 personas e hirió a cientos más. Fue un ataque de maldad pura”, señaló el presidente estadunidense,

“A las familias de las víctimas, estamos con ustedes y oramos por ustedes.”

El tiroteo se produjo hacia las 22 horas locales, mientras el cantante de country Jason Aldean actuaba en la jornada de cierre del festival de música country, al que asistieron más de 22 mil personas.

Asistentes al concierto dijeron ver destellos en las plantas superiores del Mandalay Bay Hotel and Casino y escuchar el sonido de lo que describieron como disparos de armas automáticas.

Numerosas ambulancias y vehículos policiales llegaron al lugar, las víctimas fueron trasladadas al University Medical Center y el Sunrise Hospital Medical Center.

En un primer momento, el Departamento de Policía Metropolitano de Las Vegas (LVMPD) indicó en su cuenta de Twitter que habían abatido al atacante en el lugar de los hechos, sin embargo, horas más tarde aclararon que el agresor ya estaba muerto cuando llegaron al cuarto del hotel.

Las autoridades cerraron durante un par de horas parte del céntrico bulevar de Las Vegas y de la interestatal 15, mientras que algunos vuelos que debían llegar a aeropuerto internacional McCarran fueron desviados.

Según Lombardo, el sospechoso actuó en solitario y llevó a cabo su ataque desde el piso 32 del Mandalay Bay, donde fue encontrado por la Policía.

  • Autoridades estadunidenses
    no han encontrado vínculos entre el atacante Stephen Paddock, un hombre de 64 años originario de Nevada, y el autodenominado Estado Islámico (EI), que se adjudicó la responsabilidad del ataque

Comentarios