Suman cuatro propuestas vs venta de “chatarra”

514
Pachuca A través de cuatro iniciativas, representantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) buscan prohibir la venta de alimentos “chatarra” a menores de edad en Hidalgo, tal como fue aprobado en Oaxaca y se trabaja en otras entidades, con el objetivo de combatir una mala nutrición en ese sector poblacional. Las propuestas fueron presentadas durante la sesión de la diputación permanente de ayer por Rafael Garnica, José Luis Muñoz y Corina Martínez; Lisset Marcelino; Raymundo Lazcano, Noemí Zitle y Salvador Sosa; así como Susana Ángeles y Víctor Guerrero, con el objetivo de modificar la ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes. En ese sentido, la primera proposición, de Garnica, Muñoz y Martínez, busca estipular en el citado estatuto el derecho a una alimentación con un alto valor nutricional y propone prohibir la distribución, comercialización, regalo y suministro de bebidas y alimentos azucarados y de alto contenido calórico a infantes en general, así como en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior. Además, pretende impedir la venta, distribución o exhibición de dichos productos mediante distribuidores automáticos o expendedores en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior, mientras que quienes expendan o suministren esos elementos serían acreedores a una sanción administrativa. La iniciativa presentada por Lisset Marcelino plantea modificar la legislación en el mismo sentido, pero además busca establecer la prohibición de vender o proveer bebidas azucaradas procesadas y alimentos envasados de alto contenido calórico a menores en la Ley de Salud. Contemplando apercibimientos de hasta 100 veces la unidad de medida y actualización, y que en caso de aprobarse y entrar en vigor, dar al estado un plazo de 90 días para que realice campañas de difusión y concientización. Finalmente, las propuestas de Raymundo Lazcano, Noemí Zitle y Salvador Sosa; Susana Ángeles y Víctor Guerrero, también buscan al igual que la primera establecer la prohibición en la ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes y establecen que las sanciones se realizarán de acuerdo con dicho estauto o en materia de salud. También, que la aplicación, vigilancia y cumplimiento quedaría a cargo de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) y que quedan exentas madres, padres, tutores legales y personas mayores de edad, quedando bajo su responsabilidad el consumo de esa comida por los infantes. Debido a que las cuatro iniciativas fueron sobre el mismo tema, todas fueron turnadas a la comisión de legislación y puntos constitucionales para ser acumuladas, analizadas y resueltas en un solo dictamen. En caso de ser aprobadas, las modificaciones entrarían en vigor al día siguiente de su publicación oficial. Apenas la semana pasada, Oaxaca se convirtió en el primer estado en vedar la comercialización directa de alimentos “chatarra” a menores, situación que desató una serie de procesos en diferentes entidades, incluso a nivel nacional, para hacer lo propio.

Tienen el objetivo de combatir una mala nutrición en infantes

Pachuca.- A través de cuatro iniciativas, representantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) buscan prohibir la venta de alimentos “chatarra” a menores de edad en Hidalgo, tal como fue aprobado en Oaxaca y se trabaja en otras entidades, con el objetivo de combatir una mala nutrición en ese sector poblacional.

Las propuestas fueron presentadas durante la sesión de la diputación permanente de ayer por Rafael Garnica, José Luis Muñoz y Corina Martínez; Lisset Marcelino; Raymundo Lazcano, Noemí Zitle y Salvador Sosa; así como Susana Ángeles y Víctor Guerrero, con el objetivo de modificar la ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

En ese sentido, la primera proposición, de Garnica, Muñoz y Martínez, busca estipular en el citado estatuto el derecho a una alimentación con un alto valor nutricional y propone prohibir la distribución, comercialización, regalo y suministro de bebidas y alimentos azucarados y de alto contenido calórico a infantes en general, así como en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior.

Además, pretende impedir la venta, distribución o exhibición de dichos productos mediante distribuidores automáticos o expendedores en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior, mientras que quienes expendan o suministren esos elementos serían acreedores a una sanción administrativa.

La iniciativa presentada por Lisset Marcelino plantea modificar la legislación en el mismo sentido, pero además busca establecer la prohibición de vender o proveer bebidas azucaradas procesadas y alimentos envasados de alto contenido calórico a menores en la Ley de Salud.

Contemplando apercibimientos de hasta 100 veces la unidad de medida y actualización, y que en caso de aprobarse y entrar en vigor, dar al estado un plazo de 90 días para que realice campañas de difusión y concientización.

Finalmente, las propuestas de Raymundo Lazcano, Noemí Zitle y Salvador Sosa; Susana Ángeles y Víctor Guerrero, también buscan al igual que la primera establecer la prohibición en la ley de los derechos de niñas, niños y adolescentes y establecen que las sanciones se realizarán de acuerdo con dicho estauto o en materia de salud.

También, que la aplicación, vigilancia y cumplimiento quedaría a cargo de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) y que quedan exentas madres, padres, tutores legales y personas mayores de edad, quedando bajo su responsabilidad el consumo de esa comida por los infantes.

Debido a que las cuatro iniciativas fueron sobre el mismo tema, todas fueron turnadas a la comisión de legislación y puntos constitucionales para ser acumuladas, analizadas y resueltas en un solo dictamen. En caso de ser aprobadas, las modificaciones entrarían en vigor al día siguiente de su publicación oficial.

Apenas la semana pasada, Oaxaca se convirtió en el primer estado en vedar la comercialización directa de alimentos “chatarra” a menores, situación que desató una serie de procesos en diferentes entidades, incluso a nivel nacional, para hacer lo propio.

Comentarios