Pachuca

Hasta la fecha, la administración estatal ha aceptado mil 300 renuncias, correspondientes al personal de áreas que han dejado de funcionar, informó el secretario de Planeación Lamán Carranza Ramírez.
A casi tres meses de la actual administración y como parte del trabajo de redireccionamiento, el gobierno del estado extinguió las unidades de desarrollo regional y la representación del gobernador en la Ciudad de México, por lo que prescindieron de mil 300 empleados.
El funcionario detalló que la política del gobierno estatal es austeridad y racionalidad de gastos, eliminación de la duplicidad de funciones en el redireccionamiento del plan de gobierno.
Así como la eliminación de gastos excesivos de oficinas y la armonización contable del estado con la Ley General de Contabilidad Gubernamental.
Actualmente, el gobierno estatal trabaja en la extinción de la Secretaría de Planeación, Desarrollo Regional y Metropolitano, para constituir la unidad de planeación y prospectiva; por ello eliminó las unidades de desarrollo regional.
Una vez establecida, la unidad se encargará de planear, plantear y vigilará que la política pública sea eficaz, con el fin de evitar gastos innecesarios o proyectos inservibles.
En declaraciones anteriores, Carranza Ramírez mencionó que la unidad de planeación no deberá operar con más de 300 personas.
Además, expuso que como parte del finiquito están cuidando los derechos laborales y los afectados por el recorte de personal serán liquidados conforme a la ley.
El gobernador Omar Fayad ha manifestado en eventos públicos que el gobierno del estado no puede ser el mejor empleador de las familias, por lo que inició su administración apretándose el cinturón y desapareciendo algunas áreas, aunque ello le signifique un costo político.

Comentarios