No hay más cera que la que arde. Para todos los efectos prácticos presentes y futuros, el virrey Videgaray es la persona más importante del aparato toluquita. Se podrán jalar de las greñas los aprendices de profetas, darán los brincos que quieran los expertos en machicuepas, pero este arroz, al menos en lo que respecta al candidato del PRI a la Grande, ¡ya se coció!
Peñita no es dueño ni de su voluntad. Está más amarrado que un narco cuando es llevado a declaración ministerial. Con los dados cargados en su contra, con toda la información que los grupos de poder nacionales y extranjeros tienen en la bolsa, el muchacho de Atracomulco parece “un alma en pena, que va arrastrando cadenas”, dijera el ya clásico Juan Gabriel.
Y es que son demasiadas las truculencias que unen al llamado presidente con Videgaray, el toluquita de adopción. Desde sus tiempos de rateros del presupuesto chichimeca en el Palacio de Gobierno de la capital del chorizo, cuando sobre endeudaron a los mexiquenses con la ayuda de la trianguladora Protego de Pedro Aspe, hasta los trastupijes con Higa de Juan Armando Hinojosa Cantú, OHL and you name them, ha corrido mucha agua bajo ese puente.
No tiene ni tendrá pa’donde hacerse. Aunque Miguel Ángel Oso…rio Chong piense que se puede montar en el tren para descarrilarlo y remar a contracorriente del peñato, usando todo el poder de su firma ante los gobernadores priistas y sus delegados federales de$cafeinados, no es parte del círculo íntimo del circuito Atracomulco-Metepec-Ocoyoacac, y tendrá que resignarse.
“Pa’ las mulas del Jaral, los caballos de allá mesmo”, dice el conocido refrán del rancho grande. El ungido, o sacrificado, como usted guste llamarlo, saldrá de las entrañas del toluquismo ordinario. Y no es otro que Videgaray, por algo es el dueño de la oreja, el dedo y la voluntad del desaforado chiquillo cincuentón de Atracomulco.

Impresionante su
currículo de latrocinios

Luis Videgaray, el ratero de 4 mil millones en barras de oro guardadas en paraísos fiscales, el autor de la reforma fiscal regresiva, que le echó encima al toluquita a los empresarios, el que sustrajo 2 billones de pesos del presupuesto federal para sus peculio, bajo el argumento de subejercicios fiscales, el que paralizó al país y destruyó su planta productiva… el que secó la economía nacional en aras de esperar los resultados de las nonatas reformas estructurales, el que nombró a todos los titulares de las dependencias federales, paraestatales y desconcentradas más importantes del aparato, inventando pelmazos, el que compró a precio de oro todos los premios a los estadistas y financieros de las galaxias… el que falló cuantas veces quiso en la predicción de los precios del barril de petróleo y desfondó las finanzas del Estado, el que tronó en las compras de las coberturas petroleras, el que hizo fracasar todas las reformas estructurales del peñato, el que empinó al gobiernito en las andanzas del Rey de los Dragones y el gas explotado para su beneficio en la Cuenca de Burgos… el que repartió las maletas de dinero tanto para candidatos perdedores a las gubernaturas de mediados del sexenio, como a los adversarios del PRI, perredistas o panistas, en espera de que ya en el poder estatal se inclinaran por apoyar su candidatura presidencial, con el cochinito engordado… el que compró, con la asesoría de Luis Castillo Cervantes, el Texas National Bank, convirtiéndolo en una mega-lavandería de dinero mal habido, el que colaboró en los mega-fraudes de la Bolsa de Valores, el que quebró Ficrea cuando no se la quisieron vender, el responsable directo de la devaluación monetaria de casi 80 por ciento del valor del peso, el que generó el conflicto con los demócratas, con los migrantes y con los mexicanos por traer descocada, inopinadamente a Trump…el encubridor de los gobernadores fraudulentos y tramposos que han evadido la acción de la justicia chichimeca, el responsable de las fugas gigantescas de dinero y de la pérdida absoluta de confianza y credibilidad en el manejo de la economía nacional, aunque usted no lo crea….¡está de regreso!

Angélica Rivera,
¿víctima de los toluquitas?

Y es que todas las decisiones de los locos y desesperados se toman en la casa de la risa. Los Pinos es el circo donde se pasean desde la mujer barbuda, el masca-rieles, el enano del tapanco, el roto para el descosido, el buen ladrón, el hipócrita asesino, el taimado fullero, y todas esas especies raras de badulaques y mentecatos que se pueda uno imaginar.
De todos, no se hace uno. Hasta Angélica Rivera, mejor conocida como la Gaviota, con su carrera que asume frustrada, mueve a la compasión y a la piedad popular en sus andanzas desquiciadas, relatadas por Sabina Berman. Es una pobre mujer en busca de su pasado, peleando por sus espacios de libertad, aunque se meta en los escondrijos que frecuenta y con las compañías que escoja.
Huye de los que no le hacen caso y la quieren utilizar para enmascarar y maquillar sus tropiezos, en búsqueda afanosa de la libertad personal echada al caño. Todo, con tal de estar lejos de quienes no aprecian su valía, sus dotes histriónicas, su belleza artística televisiva. La actricita no sabe qué ficha esperaban.

Acuerdos obligados con el virrey (desnudo) Videgaray

No solo sale corriendo el mórbido Agustín Carstens –si no es que antes prospera la demanda de la doctora en derecho Lilia Cortés García, quien demanda su arraigo en el país–, fallido el manejo de los macro indicadores económicos, socio de Videgaray en la sustracción de las milmillonarias barras de oro. Todos los que tengan un pellejo que resguardar andan al grito de… ¡sálvese quien pueda!, antes de que sea demasiado tarde.
Las enormes expectativas de Videgaray, a costa del menguado y escaso prestigio del régimen, ha sometido al aparato en su conjunto. Desde hace mes y medio, que formalmente fue defenestrado de la SHCP, escogió un despacho mejor para culiempinar a los miembros del gabinete oficial, al menos los más importantes.
Los secretarios de Economía, Relaciones Exteriores, Hacienda y Crédito Público, Gobernación, Defensa Nacional, Marina y los que usted imagine, acuerdan con Luis Videgaray… ¡en Los Pinos! No es un gabinete en la sombra, sino el listado completo del gabinete constitucional el que se postra a sus pies, claro, con el consentimiento de Peñita… que “parece que está como austente”, cual dijera Neruda.

SHCP, SRE y Economía subsumidas en una coordinación

Y es que Videgaray no se conforma con ser el jefe de la oficina de la presidencia de la República, menos con manejar las secretarías técnicas o políticas de las dependencias oficiales, no. Eso no es lo suyo. Le hace asquitos a los chismes que lo mencionan como embajador de Peñita en Washington o como titular de Relaciones Exteriores. Él batea por encima de esas bisuterías, al margen de esas frivolidades de opereta.
Él es el súper secretario, el que siempre ha sido. Y como su ambición no tiene límites, menos frente a un chico asustado como Enrique Peña Nieto, apocado ante tanto conocimiento y lucidez de quien le habla al oído, como siempre lo ha dicho y reconocido… Videgaray ha puesto a trabajar a todas las estructuras jurídicas para que busquen el cargo apropiado, el único que merece, según él.
La consejería jurídica del presidente de la República, a cargo del chaparrito Humberto Castillejos Cervantes, diversas organizaciones y corporativos de abogados del sector público, los jurídicos de las secretarías, los ministros de la Corta, especialistas en derecho constitucional y administrativo están enfrascados en un intringulis legal.
Tratan de encontrar la cuadratura del círculo para encontrar o inventar un cargo que sea el equivalente a una súper secretaría –que controle a Economía, SHCP y Relaciones Exteriores– que deba ser jefaturada por Videgaray, para que no quepa ninguna duda de quién es el que manda en este país. De risa loca.

Ahora sí, Videgaray quiere reelegirse en la presidencia

Ninguna persona con dos dedos de frente alcanza a imaginar si ese cargo aguantará el primer amparo que se interponga frente a sus funciones extralegales y metaconstitucionales.
Pero a los toluquitas uso no les importa. Lo que les urge es encontrar un traje perfecto… para un virrey desnudo, que ahora quiere ser el presidente formal, sin tapujos y sin maquillaje.

¿Usted cree que lo encuentren? ¿No es demasiada burla para este país?

Índice Flamígero: De don Miguel Ramírez, desde Torreón, Coahuila: “La utilización del Ejército en el combate al narcotráfico, que la inició Felipe, hic, Calderón, ha dejado cerca de 150 mil muertos, una cantidad considerable de desaparecidos y otra de desplazados. Con ella se han presentado dos anomalías: no hay sustento jurídico para tener al Ejército en las calles y éste, como lo declaró el secretario de la Defensa, no está preparado para perseguir delincuentes. Las autoridades ya se aprestan a modificar las leyes correspondientes y así resolver el aspecto legal, pero en cuanto a la segunda irregularidad todo seguirá igual y el Ejército continuará patrullando las calles, originando una cantidad de muertos semejante a la que se ha tenido y violando los derechos humanos. Si ya se le ha encontrado un parecido a Cienfugos y Peña Nieto con El Gordo y El Flaco, con el correr del tiempo se verá que en realidad son iguales a Los Hermanos Lelos, pero muy sangrientos.” + + + “Bob Dylan, genio y figura” intitula a su epigrama El Poeta del Nopal: “Al declinar los honores / de un galardón no deseado / escribió un nuevo apartado / en su escala de valores; / ajeno a los detractores / el trovador no se inmuta, / fiel a su hoja de ruta / declara, genio y figura: / ¿Nobel de Literatura? / ¡eso es pecata minuta!”. Gracias, don Alfredo Álvarez Barrón.
www.indicepolitico.com / [email protected] / @pacorodriguez

Comentarios