El gobierno de Omar Fayad Meneses decidió privilegiar la inversión para mejorar el traslado en transporte privado por encima del público.

Su administración ha destinado cientos de millones de pesos para la que será la principal obra de infraestructura de su sexenio: la supervía Colosio, que pretende modernizar el bulevar que cruza la zona metropolitana de Pachuca de oriente a poniente y que busca facilitar también la conexión entre el Valle del Mezquital, el Corredor de la Montaña, la Sierra y la Huasteca.

Las inversiones para esa magna obra se planearon de la siguiente manera:
Primera etapa. 177 millones para el distribuidor vial Colosio, ubicado a la altura de la colonia Chacón y que se inauguró el 29 de mayo de 2019. Esa obra fue nombrada la primera fase de la supervía Colosio.

Segunda etapa. Se divide en dos fases. La primera requirió una inversión de 191.6 millones de pesos, se inauguró en noviembre de 2019 y consistió en la construcción de un puente elevado a tres carriles en el sentido Pachuca-Actopan; otro puente más que permitirá dar vuelta a la izquierda hacia el bulevar Ramón G. Bonfil en dirección a Nopancalco; y un tercer puente para dar vuelta a la izquierda de ese mismo bulevar, pero con dirección a Actopan.

La segunda fase de la segunda etapa (suena extraño pero así fue planeado) implicará una inversión de 156.7 millones de pesos y comprende la construcción de un puente elevado en el sentido Actopan-Pachuca; un puente con vuelta a la izquierda hacia avenida El Palmar; un puente más que permitirá la vuelta a la izquierda de El Palmar al bulevar Colosio y vialidades laterales. Esta fase aún está en etapa de construcción.

La tercera etapa también se encuentra en construcción este año y requiere una inversión de 402.1 millones de pesos. Consiste en un puente atirantado en el cruce de los bulevares Colosio y Felipe Ángeles, que permitirá transitar por encima de la actual glorieta 24 horas.

Sobre el mismo bulevar Colosio se prevé también la construcción de un paso superior en el entronque con la carretera federal Pachuca-Tulancingo a un costado de la colonia 11 de Julio, en la Reforma, que requerirá una inversión de 165.6 millones de pesos.

Pero aún hay más: también se prevé la construcción de un distribuidor múltiple en las inmediaciones de la plaza comercial Galerías, también en Pachuca, que incluye un puente vehicular y para el cual el gobierno gastará 171.3 millones de pesos.

En total el gobierno de Fayad destinará mil 264.3 millones de pesos para la modernización del bulevar Colosio y la obra que levantará sobre el bulevar Felipe Ángeles, a un costado del centro comercial plaza Galerías.

Los argumentos que ha esgrimido el gobierno estatal es que con estas obras se resolverán los problemas de movilidad en Pachuca. La pregunta es si realmente con esta serie de puentes y distribuidores se resolverá el traslado de casi medio millón de personas que viven en la capital hidalguense o si solo se postergará el problema de fondo una o por mucho dos décadas en el futuro.

La tendencia mundial en las grandes ciudades es privilegiar la inversión en el transporte público, como una forma de desincentivar el uso del automóvil ya que en el largo plazo esto no es sustentable ni sostenible. Pero esa concepción no ha sido tomada en cuenta por la actual administración.

Curiosamente el sistema de transporte público Tuzobús, la obra insignia del exgobernador Francisco Olvera, requirió una inversión de mil 278 millones de pesos, es decir, solo 14 millones de pesos más que la bolsa prevista para la supervía Colosio y el distribuidor Galerías.

El gobierno de Fayad solo ha invertido en la construcción de una estación más del Tuzobús y aún no ha concluido la terminal multimodal Téllez.

Lo dicho: el gobierno de Fayad decidió privilegiar las obras para mejorar la circulación en Pachuca aunque con infraestructura que sin duda favorecerá la circulación de vehículos privados.

¿Tomó la decisión correcta? Sin duda, el tiempo nos lo dirá…

[email protected]

Comentarios

Artículo anteriorNuestras compositoras
Artículo siguienteMujeres de Arabia
Avatar
Periodista desde hace más de una década y director del diario Libre por convicción Independiente de Hidalgo. Es licenciado en comercio exterior por la UAEH y licenciado en lengua y literaturas hispánicas por la UNAM. Colabora como articulista en el diario que dirige y también en el portal SDPnoticias.com. Fue reportero en el semanario Aljibe y Síntesis Hidalgo. Trabajó para los periodistas Ricardo Alemán y Estela Livera en un programa de investigación. En 2007 ingresó a trabajar a Bermellón, Edición e Imagen, despacho donde se desempeñó como jefe de redacción hasta 2009. Es colaborador de la editorial Elementum desde 2010.