Suspenden a Procitrus por contaminar río

1229
Procitrus,Suspenden

La empresa de jugos está ubicada en los límites entre la Huasteca potosina y la hidalguense

Pachuca.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) suspendió las actividades de la empresa de jugos Procitrus, que está ubicada en los límites entre la Huasteca potosina y la hidalguense, por contaminar un río.

Tras un amparo colectivo, un juez determinó la violación de derechos humanos. Presuntamente, la juguera sigue en actividades pese al mandato legal.

En San Felipe Orizatlán está ubicada la empresa, que desde hace cinco años, cuando se asentó en la región, vierte residuos en el río, aunque recientemente los desechos aumentaron.

De acuerdo con el expediente jurídico que desembocó en la suspensión de labores de la planta, el embalse que abastecía a diferentes ejidos en San Felipe Orizatlán del lado de Hidalgo y a algunas comunidades de San Luis Potosí ha sido afectado, pues de unos años para acá el desecho lo ha ennegrecido, además de que huele a fruta podrida y a una mezcla entre amoniaco y cloro, que es lo que utilizan para lavar las frutas.

El amparo lo presentaron 80 personas, pero únicamente recibieron a 44, para las que el fallo resultó favorable, ya que los juzgados hidalguenses confirmaron la violación de sus derechos por parte de la empresa por contaminar el medio ambiente.

En ese sentido, a la firma le fue notificada la suspensión, no obstante, los pobladores continúan viendo al personal con cascos y batas entrar y salir del complejo industrial, lo que significaría una violación a los sellos.

Procitrus San Felipe (Procitrus SA de CV) es una empresa dedicada a la conservación de frutas y verduras por procesos distintos a la congelación y la deshidratación.

Lo que procede es la integración de pruebas sobre la violación de los sellos; el expediente establece que la contaminación sucede en los predios a espaldas de las instalaciones de la empresa, por lo que los pobladores demandan la atención de las autoridades para revisar el caso y actuar conforme a derecho.

  • Tras un amparo colectivo, un juez determinó la violación de derechos humanos. Presuntamente, la juguera sigue en actividades pese al mandato legal

Comentarios