El acuerdo firmado entre México, Estados Unidos y Canadá es un tratado trinacional

LUIS A MÉNDEZ / NOTIMEX
Ciudad de México.- El subsecretario para América del Norte del gobierno mexicano Jesús Seade descartó que en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) existan “letras chiquitas” en referencia a algún tipo de cláusula oculta y reiteró que no fueron aceptados los inspectores estadunidenses para vigilar la ley laboral mexicana.

“(Son) aclaraciones importantes sobre el T-MEC y su relación con la iniciativa de ley recién presentada en el Congreso de Estados Unidos. Lo firmado entre México, Estados Unidos y Canadá es un tratado trinacional. No tiene ‘letras chiquitas’, es 100 por ciento público. Es un muy buen acuerdo para México: se obtuvo mucho en trilateral. Por eso Estados Unidos necesita ‘extras’ para venta interna que no son parte del paquete”, escribió en su cuenta de Twitter.

Seade recalcó, lo que desde el 10 de diciembre mencionó, que no habrá funcionarios estadunidenses vigilando las leyes mexicanas en materia laboral, ya que proponen que los paneles de resolución de conflictos sean integrados por un representante por cada país en disputa y un tercero elegido mutuamente; el órgano funcionará hasta 85 días después de que no resuelvan una controversia con las leyes de cada país.

El subsecretario detalló que la propuesta de Estados Unidos contempla nombrar a cinco, y explicó, “agregados diplomáticos laborales en México, cuya función no está clara, pero que México JAMÁS (sic) aceptará si se trata en medida alguna de inspectores disfrazados, por una sencilla razón: la ley mexicana lo prohíbe”.

De acuerdo con el jefe negociador mexicano, la iniciativa de ley propuesta en la Cámara de Representantes del vecino país del norte es parte de sus procesos legales internos que funcionan cuando ratifican un tratado internacional, pues a diferencia de México que cuando el Senado aprueba el acuerdo, el mismo entra en vigor y se convierte en ley; en Estados Unidos crean las leyes para poner en marcha los acuerdos comerciales.

“En EU el tratado se vierte en una ‘Ley de Implementación’ que incluye los compromisos tomados y otras cosas internas, como necesidades presupuestales derivadas del tratado, el rediseño de sus instituciones. En esto, como concesión a los duros del Congreso, su proyecto de ley incluye un mecanismo interno de monitoreo de nuestra reforma laboral, redundante a lo que dispone el tratado, 90 por ciento interno e inofensivo (información) pero que debió haberse advertido y expresa desconfianza.”

Seade aseguró que “con malicia o desinformación” hablan de supuestas “letras chiquitas” en el acuerdo, pero descartó que lo que proponen en la iniciativa estadunidense se encuentre pactado en el T-MEC; destacó que con la propuesta de los paneles lograron lo que México buscó durante 25 años: dejar de negociar en las mesas de funcionarios estadunidenses mediante una relación de fuerzas.

El funcionario federal explicó que otro de los beneficios obtenidos con la firma del T-MEC fue la protección a biomedicinas que pasó de 10 a cinco años, además de la ampliación del periodo de tiempo para que México pueda fortalecerse en inversión y empleo en la industria acerera.

Finalmente, afirmó “la confusión que algunos han sembrado, y puesto la atención en lo importante: las decisiones unilaterales de Estados Unidos pero, aun así, la importancia de desarrollar esas mejores reglas T-MEC con ellos, precisamente porque siempre gravitarán hacia ser unilaterales”.

  • Además, el funcionario federal reiteró que no fueron aceptados los inspectores estadunidenses para vigilar la ley laboral mexicana

Comentarios