Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Humo de tabaco ambiental

El humo de tabaco ambiental (HTA) contiene más de 4 mil sustancias tóxicas y es una de las exposiciones a contaminantes más dañinas de los últimos tiempos. Hasta 13 mil 500 personas mueren a diario por causas relacionadas con el humo de tabaco; se considera que una de las principales, por las que provoca daño al organismo, es por el estrés oxidativo que genera, y con ello la gran cantidad de radicales libres que bombardean la membrana de las células.

¿Qué son los radicales libres?

Nuestro cuerpo, al igual que todo lo que nos rodea, está constituido por átomos que se agrupan en moléculas. Una molécula estable contiene átomos con electrones emparejados, mientras que una molécula inestable (un radical libre) tiene un electrón no emparejado o, lo que es lo mismo, libre. En los mecanismos de óxido-reducción del organismo hay un balance donde se preserva el equilibrio entre agentes oxidantes y antioxidantes. Los oxidantes están representados principalmente por las especies reactivas de oxígeno (ERO), se incluye a los radicales libres del oxígeno y a las especies moleculares precursoras de los mismos, como el peróxido de hidrógeno (H2O2). Esas moléculas inestables recorren nuestro cuerpo intentando robar un electrón con vistas a recuperar su estabilidad electroquímica, lo que las hace muy peligrosas, porque para conseguirlo atacan moléculas estables. Una vez que el radical libre ha conseguido robar el electrón que necesita para emparejar su electrón libre, la otra molécula se convierte a su vez en un radical libre, iniciándose así un ciclo destructivo para nuestras células.

¿Cómo nos afecta la exposición a radicales libres por tabaquismo?

El tabaquismo agrava la formación de ERO y un estrés oxidativo significativo, tanto en fumadores como en fumadores pasivos; una bocanada de humo de tabaco expone a más de 10 radicales libres, con una exposición adicional a más de 10 radicales libres con la aspiración del humo hacia el interior por gramo. El tabaquismo disminuye la capacidad antioxidante del cuerpo humano con efectos graves sobre las membranas celulares a causa del daño a sus componentes estructurales, dejar de fumar en cualquier momento revierte el daño, aunque no al 100 por ciento, pero sí en un porcentaje importante, lo que suele salvar vidas y evitar muchas enfermedades.
El consumo de tabaco afecta la salud de fumadores y de no fumadores expuestos. Una de las consecuencias más importantes provocadas por las sustancias tóxicas del humo de tabaco es la alteración de la función de las células del organismo, por su capacidad para generar radicales libres y especies reactivas de oxígeno (ERO) que aumentan la posibilidad de que aparezcan enfermedades crónicas y degenerativas. El tabaquismo disminuye la capacidad antioxidante del cuerpo humano con efectos graves sobre las membranas celulares a causa del daño a sus componentes estructurales, por lo que el tabaquismo se asocia con alteraciones en todos los órganos y sistemas del cuerpo humano de quien fuma y de las personas que no fuman pero que están expuestas al humo de tabaco, incluso se dañan los animales que están cerca de los fumadores.
El 50 por ciento de los cánceres de vejiga están relacionados con el tabaco. Una de cada tres enfermedades cancerígenas que aparecen en el organismo es provocada por el tabaquismo.
Ese padecimiento es uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares: daño cerebral por derrames, infarto de miocardio, hipertensión arterial, daño en las arterias a nivel de pies y piernas, impotencia sexual y trombosis. Eso es debido principalmente a que los radicales libres que aumentan con el humo de tabaco dañan la membrana celular a nivel de los vasos sanguíneos, favoreciendo la formación de placas de ateroma que se depositan en las arterias, obstruyéndolas parcialmente y a veces totalmente.
El estrés oxidativo es una condición en la que la producción celular de ERO excede la capacidad fisiológica de los sistemas antioxidantes de defensa para inactivarlas. El aumento en la producción de ERO implica la oxidación de lípidos y lipoproteínas, ADN, proteínas y otras moléculas contenidas en la estructura de la membrana celular y en el interior de las células, de tal manera que se altera la función celular normal, resultando en deterioro de la salud y la generación de enfermedades. El tabaquismo agrava la formación de radicales libres y un estrés oxidativo significativo, tanto en fumadores activos como en pasivos; el humo de tabaco en pocas cantidades expone a radicales libres y por tanto acelera la posibilidad de desarrollar enfermedades.

¿Quieres dejar de fumar?

La investigación en el Instituto de Ciencias de la Salud y el área de química de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo ha permitido utilizar las frutas como una alternativa para ayudar en el proceso de abandono del humo del cigarro, generando productos que de manera natural desintoxican al organismo y evitan la ansiedad que aparece al intentar dejar de fumar; además: ese tipo de productos naturales pueden ser consumidos por todos los miembros de la familia para cuidar su salud ante el estrés oxidativo que provoca la contaminación ambiental. ¿Quieres mejorar tu salud con el uso de productos naturales? Contáctanos al número celular 771 127 74 77.

[email protected]
[email protected]

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios