La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), a través de su presidente en Hidalgo Ricardo Rivera Barquín, realizó un ejercicio interesante y muy útil para el último año del presidente Enrique Peña Nieto y en un momento muy pertinente: justo antes de que arranquen las campañas para 2018. La dinámica de reflexión se centró en recordarle al mandatario nacional que, a un año de que concluya su gestión, solo ha cumplido 40 por ciento de los 266 compromisos que firmó ante notario público durante su campaña, allá en 2012. Uno de los ingredientes que hicieron exitosa la campaña del actual presidente fue su famoso lema: “Te lo firmo y te lo cumplo”, porque el ciudadano, en ese tiempo como ahora, está cansado de escuchar buenas intenciones y más bien espera hechos, logros tangibles que le permitan ver con claridad qué hará el candidato que aspira a un cargo público cuando finalmente asuma su responsabilidad. Pero, como dice el refrán, prometer no empobrece. Hoy que los partidos y coaliciones preparan armas para la campaña de 2018, resulta imperante recordar qué prometieron en 2012 y cuáles son las cuentas que entregarán. Si tenemos un presidente que cumple 40 por ciento de lo que prometió, ya sabemos qué podemos esperar del siguiente candidato que emane de ese partido. De filón. Sigue la controversia por la detención de Óscar Pelcastre. Uno de sus amigos, el regidor Navor Rojas, dijo que su captura fue ilegal, pues no había orden de aprehensión. Pero mientras tanto, y para fortuna de la ciudad, los agitadores de la agrupación que lidera el Perro ya se calmaron y parece que respetarán el convenio pactado con la alcaldía.

Comentarios