Después de 12 años de fallidos gobiernos panistas, vastos en ineptitud, corrupción y una guerra fallida contra el narcotráfico, llegó nuevamente el PRI, “un nuevo PRI”, decían sus dirigentes; su presidente electo Enrique Peña Nieto, quien llegó a la presidencia de México en medio de una nube de cuestionamientos por una elección cuestionada por el escandaloso dispendio de recursos económicos de dudosa procedencia, varios gobernadores que estaban en ese entonces y de los que llegaron después fueron quienes hicieron todo tipo de triangulaciones de recursos públicos para financiar ilícitamente la campaña de Peña Nieto, hoy muchos de esos casos los conoce la opinión pública gracias a investigaciones periodísticas serias y documentadas. Otro caso emblemático es Odebrecht, la compañía petrolera que ha hecho negocios multimillonarios gracias a las alianzas perversas de gente cercana –como quien fuera director de Pemex Emilio Lozoya– hicieron desde la campaña del entonces candidato presidencial del PRI.

Seis años son nada; sin embargo, cuando hacemos un breve recuento de este sexenio Peñanietista son demasiados, demasiado dolor acumulado en cientos de miles de familias que han enfrentado la pérdida o desaparición de un familiar: hijos, padres, hermanos, amigos, se cuentan entre las víctimas de una sociedad tremendamente agraviada por estos terribles crímenes; el propio registro nacional de datos de personas extraviadas o desaparecidas reporta más de 32 mil desapariciones, de las cuales admite que la mitad son personas jóvenes, es decir, menores de 29 años. Otras fuentes admiten más de 37 mil personas desaparecidas. No olvidamos tampoco que uno de los casos más emblemáticos es el de los jóvenes estudiantes de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, desaparecidos hace ya poco más de cuatro años, sin que a la fecha los familiares sepan qué pasó con sus hijos. Esa es una más de las desgracias que nos han tocado vivir como ciudadanos en este fatídico sexenio.

Otro fracaso más es la estrategia contra la delincuencia y el crimen organizado; tan solo en Hidalgo y de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se registraron 211 mil 762 delitos de diferente índole durante el sexenio que fenece. Muy preocupante es que de los delitos de mayor incidencia se encuentre el de violación, pues mientras que para 2012 las denuncias llegaron a 232, para finales de 2017 se reportaron 554, es decir, 58.1 por ciento más, y peor aún que durante los primeros nueve meses de 2018 se reportan 487 casos.

También los asaltos a transporte público han estado a la orden del día en nuestro estado. Han aumentado las tomas clandestinas de hidrocarburo, colocando a Hidalgo dentro del ranking nada honroso de los primeros tres estados con más robo de combustible, solo de enero a mayo de este año se encontraron 769 perforaciones. ¿Le seguimos?

Ya ni qué decir de la economía del país, Peña Nieto se empeñó en sacar adelante sus mal llamadas “reformas estructurales” de educación y la energética, siendo estas las de mayor impacto negativo en la población, provocando un enorme descontento social por los problemas que ha generado: despidos, persecución política contra dirigentes del magisterio por un lado; por el otro, encarecimiento de los productos y servicios, comenzando por la canasta básica, el aumento excesivo de los precios de los combustibles como la gasolina, el diésel, el gas y la energía eléctrica, entre las consecuencias más desastrosas para la mayoría de los ciudadanos y la economía familiar.

¿La corrupción?, de mal en peor, en 2014 se desató el escándalo de la famosa casa blanca de Enrique Peña Nieto y su esposa la Gaviota, actriz de Televisa que le ayudó a generar empatía con una parte del electorado mexicano para llegar a la presidencia de la República.

Ha sido su peor lastre, no solo no convenció a nadie de que esa casa era producto de sus alianzas con el importante empresario de la construcción Juan Armando Hinojosa Cantú, sino que además dejó mal parada a su esposa al exponerla al escarnio público por ser ella quien salió a dar la cara por la posesión de esa propiedad, a quien en su aparición en televisión en horario estelar se le veía molesta, incómoda… ¿cómo no?, su esposo, el presidente de México, evadía su responsabilidad y la obligaba a ella a responder cuestionamientos muy duros de la sociedad. No quedó ahí el asunto, en un verdadero acto de desquite hizo que los dueños de MVS corrieran a la periodista Carmen Aristegui de su espacio noticioso.

Sexenio socavado por la corrupción y los socavones de la malas, pero bien cobradas obras de infraestructura que se han hecho a lo largo y ancho del país, no podemos ni debemos olvidar el fatal accidente que costó la vida de padre e hijo que circulaban en el recién inaugurado Paso Express de Cuernavaca y que tuvieron la desgracia de pasar por ahí. Otra de las obras emblemáticas del sexenio: el Tren México-Querétaro, que tuvo que ser cancelado dadas las irregularidades en el proceso de licitación, además de que una de las filiales en México del consorcio chino estaba ligada a Hinojos Cantú, propietario legal de la casa blanca de Enrique Peña y esposa. Otra obra que ha sido rediseñada en cuanto a trazo y presupuesto es el tren interurbano México- Toluca, en donde se ha gastado más del 55 por ciento de lo presupuestado y, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), esto hace que la obra ya no sea rentable.

Esto es solo una hojeada rápida a este sexenio fallido: le falló a quienes confiaron en él y a quienes les compraron su voto; la corrupción imperante corroyó todo: reprobados en derechos humanos, en el combate a la delincuencia, en el combate a la pobreza. Peña Nieto queda a deber mucho, muchísimo a los mexicanos, y su distintivo será el de un gobierno corrupto e inepto, sello de muchos gobiernos priistas de este país y también de los panistas que mal gobernaron durante 12 años.

Pero como no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo aguante, empieza la cuenta regresiva para la cuarta transformación.

Facebook: RicardoBaptista
E-mail: [email protected]

Comentarios