Tulancingo.- Cuatro policías, tanto preventivos como de Tránsito y Vialidad, han sido dados de baja a partir del inicio de la actual administración local, debido a diversas faltas, incluso confirmándose que uno de ellos transportaba gasolina robada a bordo de un auto.

La confirmación fue realizada por el alcalde Fernando Pérez Rodríguez, quien lamentó que el ahora ex policía adscrito a Tránsito y Vialidad municipal no pudiera ser consignado, debido a que la cantidad de combustible no era suficiente para configurar delito.

Enfatizó que de ninguna manera se protegerá a elemento policiaco alguno, y en general a funcionarios de cualquier nivel que pudieran estar implicados, y por supuesto, que se confirme que hayan sido parte de la comisión de algún delito.

Recordó que otros dos elementos de la Policía Preventiva municipal fueron dados de baja por falta de responsabilidad en las labores que se les había asignado, mientras que otro agente de tránsito y vialidad, fue despedido al confirmarse que recibía dinero.

Comentarios