Los días siguen pasando y persiste la indefinición tanto en la reactivación del proceso electoral para renovar los 84 ayuntamientos de la entidad como para elegir a los concejos municipales que servirán para amortiguar la postergación de la jornada. Entrevistados por este diario, integrantes de la bancada de Morena en el Congreso local, coincidieron en que urge comenzar el proceso para designar a los integrantes de los concejos puesto que deben estar listos el 5 de agosto, un mes antes de que asuman la administración provisional de sus demarcaciones. Esto porque no solo cubrirán a los gobiernos municipales que actualmente están en funciones y que dejarán el cargo el 5 de septiembre, sino porque deben hacerse cargo del proceso de entrega-recepción que debe comenzar al menos un mes antes. Esto deja un margen de menos de un mes para los siguientes pasos: publicación de la convocatoria para los interesados en participar, selección de los mejores perfiles y su designación. Al tratarse de un proceso inédito y dada la actual emergencia sanitaria, los legisladores deberían estar realmente ocupados en definir una ruta crítica y en comenzar los pasos cuanto antes. Porque además hay que tomar en cuenta que hacer llegar una convocatoria a los 84 municipios de la entidad, en donde hay regiones cuyo acceso es complicado por sus características geográficas, será todo un reto de logística. Quizá los legisladores no se han dado cuenta del reto que tienen enfrente, pero más vale que se despabilen frente al frenesí que está por venir. De filón. Donde no puede decirse que falta la creatividad es en la Secretaría de Salud federal, donde idearon la segunda parte de Susana Distancia. Ahora se trata de un Escuadrón de la Salud, cuyas integrantes son mujeres que representan las distintas alertas del semáforo de riesgo de contagios. Refugio (alerta roja), Prudencia (naranja), Esperanza (amarillo) y Aurora (verde) tratarán de hacer inteligible el enredado semáforo. A ver si así le entienden autoridades y pueblo de México.

Comentarios