Soledad es una mujer oaxaqueña, abuela y madre, cuidadora en lo físico y en lo espiritual. Soledad conoce su entorno, dialoga con la tierra y pide permiso para bien utilizarlos y curar el cuerpo y el alma de sus vecinos. Soledad es una abuela, de esas como todavía hay muchas, que cuida y ama a su nieto mientras su hija trabaja en la Ciudad de México.

Este es el tema y la trama de la película Tiempo de lluvia, ópera prima de la directora Itandehui Jansen, cineasta oaxaqueña, hija de madre mixteca y padre holandés.

La historia de este filme es sencilla y compleja: muestra la vida de mujeres indígenas nativas, donde la lengua es vital para ser quien sé es y vivir; habla de la tradición y del conocimiento medicinal herbolario ancestral que tienen esas mujeres; nos hace recordar el inmenso amor de las madres, las abuelas, que se extiende a su comunidad y entorno; pero al mismo tiempo esta obra aborda la dificultad de la sobrevivencia de esas comunidades, de la falta de oportunidades en sus poblados, también muestra los problemas de la migración en los personajes de dos hermanos, distanciados, luego de que al no alcanzar el dinero para cruzar la frontera a Estados Unidos, uno abandona al otro; y en la historia de Adela, la hija de Soledad, quien trabaja en la Ciudad de México y ahí conoce a Chucho, con quien se casa y comienza a vivir violencia de pareja hasta que un día que casi la mata conoce a otra mujer que la apoya y la ayuda a buscar otro trabajo y a recuperar claridad y retomar el compromiso de su hijo y su origen.

Historias entrecruzadas por la comunidad, la sangre y la amistad todas son las de Tiempo de lluvia, que explota visualmente el entorno, redimensionando lo natural contra lo urbano. La fotografía recupera el cielo, las montañas, los ríos y las cascadas, la naturaleza toda, enseñándonos cómo el contexto geográfico es un paraíso donde el ser humano crea sus propios infiernos.

Esta película, sin duda, mueve a vivir el cine mexicano y la trama regional desde otra perspectiva, nos invita a repensar muchos fenómenos que persisten en México y que olvidamos o queremos obviar. Las actuaciones son de excelente factura y trayectoria:

Soledad la protagoniza de forma sólida y excepcional la actriz Ángeles Cruz, quien cuenta con una trayectoria de por lo menos dos décadas y cuenta en su haber con filmes como La hija del puma (1994), por el cual fue nominada por la academia como mejor actriz, o la dirección del cortometraje Tiricia o cómo curar la tristeza, el cual fue ganador de La Palmita EFM del 16 Tour de Cine Francés y la Diosa de Plata como mejor cortometraje, 2013. También participan Noé Hernández, Harold Torres, Alejandra Herrera, Myriam Bravo y Baltimore Beltrán.

Tiempo de lluvia es una coproducción entre Fidelio Films (México y Suiza), Lista Calista Films (México) y la Universidad de Leiden (Los Países Bajos). Armando Bautista es el guionista becado por Fonca/Conaculta para escritores en lenguas nativas. El rodaje fue en Santiago Apoala, Nochixtlán, Oaxaca.

Como parte de sus presentaciones, esta excelente película se presentó el 3 de septiembre en el teatro Guillermo Romo de Vivar y formó parte de la Semana de Cine Mexicano en tu Ciudad 2018, que organiza la Secretaría de Cultura de Hidalgo e inauguró así su recorrido por el país y eventos como Oaxaca Film Fest 2018, Otro Cine en Puebla y el Festival de Cine Seattle Latin American Film Festival, entre otros.

Comentarios

Artículo anteriorEl Estado de Bienestar, el constitucionalismo y el temido populismo son lo mismo
Artículo siguienteColesterol, ¿amigo o enemigo?
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.