El error humano es inevitable en los deportes, eso es un hecho, pero ¿hasta dónde se puede “ayudar” a los árbitros? El futbol lo está intentando con el VAR y la NFL tiene la repetición instantánea, pero creo que es hora de cambiar algunos estatutos para que los castigos sean revisables.

Disfruté mucho los partidos, no puedo negarlo, sí lamentablemente equipos a los que no favorecí en mi pronóstico se alzaron con la victoria, pero fueron buenos juegos, hasta que los réferis interfirieron.

Hablemos del elefante en el cuarto. Desde mi punto de vista hubo dos jugadas clave en cada partido: Santos vs Rams, a menos de un minuto de que terminara el partido, los árbitros no lanzaron el pañuelo en un pase de Brees a Lewis, el esquinero de Los Ángeles Nickell Robey-Coleman golpeó deliberadamente a Lewis ocasionando una clara interferencia de pase que hubiera colocado a Nueva Orleans con primera y gol, casi finiquitando el partido. El resultado de no marcar dicha interferencia fue un gol de campo para Santos y, luego, la remontada de Carneros en el tiempo extra.

Patriotas vs Jefes. Tom Brady revisa el centro, manda un pase fuerte a Gronkowski, el balón golpea las manos de este, rebota y es interceptado por la defensiva de Kansas, con esa jugada se acababa el partido, pero un castigo por fuera de lugar revirtió la decisión, permitiendo a Patriotas tomar la delantera y, posteriormente, ganar en tiempo extra.

Hablar de repetir los partidos o de invalidar el resultado estaría mal, los errores arbitrales también son parte del juego, pero creo que es momento de que la Liga considere seriamente la revisión de castigos, por el bien de los aficionados y del mismo deporte.

Por lo pronto, es domingo de Pro Bowl, es tiempo de divertirse, ver jugadas y, también, es tiempo de prepararse: Nueva Inglaterra va una vez más por su sexto anillo, pero enfrente tendrá a unos Rams que buscan venganza y legitimar que son el mejor equipo en la NFC y, por qué no, la NFL.

Comentarios