Tigres vence a Rayados; pasa a la final

62
Tigres

Nuevo León.- Tigres, con el espíritu de Osvaldo Batocletti logró el pase a la final, lo que parecía imposible tras un duelo de ida que jugaron mal ante Rayados y después de dos semanas de haber perdido la final regia de Concachampions, no obstante, los Felinos jugaron en busca de la voltereta dedicada al Tigre más Tigre, Batocletti.

El conjunto de la UANL venció 1-0, no le marcaron dos jugadas que parecían penas máximas y aun así triunfaron para avanzar con el 1-1 global por mejor posición en la tabla general; así vengaron la final internacional y a Bato, pues la última vez que ese timonel dirigió al primer equipo fue cuando Monterrey dejó fuera a los universitarios en semifinal del Apertura 2005.

Los de Tuca Ferretti estaban conscientes que si Rayados no les anotaba, solo necesitaban un gol. Al minuto siete parecía que podría darse, cuando Rodolfo Pizarro cometió mano dentro del área en un tiro libre, pero el silbante Marco Antonio Ortiz con todo y que consultó el VAR, no lo concedió.

Tigres continuaba haciendo su lucha, mientras que el arquero albiazul Marcelo Barovero salvaba a su escuadra; fue hasta el 42 de acción que apareció Eduardo Vargas con centro al área, donde Guido Pizarro ganó en el aire y con su remate con la testa envió el balón a las redes para el ansiado 1-0, en una jugada donde el Conde se lesionó con un fuerte golpe en la cabeza.

En el complemento, Pizarro ya no salió, su lugar fue ocupado por el defensa Francisco Meza, pero aun así los de Ferretti seguirían atacando, no sin antes ceder un poco de terreno a la Pandilla, quien en los primeros minutos llegó con peligro a la portería de Nahuel Guzmán.

Al 50, una vez más se dio una falta dentro del área, Stefan Medina pisó a Javier Aquino dentro del área y de nuevo, pese a que el árbitro central vio la repetición, no marcó el penal.

Lo peor para Rayados parecía venir, pues de la nada su arquero titular Marcelo Barovero se lesionó y tuvo que abandonar el partido al minuto 53, dejando su sitio a Luis Cárdenas, quien apenas con ese duelo sumaría su cuarto partido en primera división, el primero en liguilla y también debutando en un clásico regio.

Sin embargo, eso no fue tanto una desventaja para la Pandilla, ya que si bien los de casa tomaban el esférico no disparaban al arco; todo lo contrario del Monterrey, que comenzó a atacar fuerte en busca de la diana que les daba el pase y que haría obligatorio para Tigres el hacer dos dianas.

Al 66, Pizarro la puso en el poste y se salvaban los de Tuca; después al 70 Nahuel tapó un remate de ese mismo delantero; cinco minutos más tarde, Rogelio Funes Mori tuvo para concretar, pero voló su disparo.

Mientras que al 77, el Volcán se congeló por unos segundos, Funes Mori anotó el gol que dejaba fuera a Tigres pero la bandera del asistente estaba levantada y el aliento volvió a los aficionados felinos.

A los de casa de poco les servía el segundo tanto en la recta final del partido, pero lo buscaron y al 87 Vargas tuvo todo para hacerlo, pero Cárdenas se lució, el chileno en el mano a mano no pudo vencer al portero novato de los albiazules.

Comentarios