Mediante una estrategia bien afinada, apoyada por una amplia red de páginas noticiosas dedicadas a difundir fake news, las cuales utilizan para la extorsión, un grupo de presuntos estafadores apareció en Tijuana para solicitar dinero bajo el argumento de que el hospital general de esa ciudad necesita apoyos y equipos para evitar que la gente muera por Covid-19.

El grupo está encabezado por Esteban Gastélum –hijo de Juan Manuel Gastélum Buenrostro, exalcalde de Tijuana –y su novia Evelyn Rosas, quienes realizan su servicio social en el nosocomio, pero al mismo tiempo han montado una fuerte campaña para difundir las supuestas carencias del hospital en medio de la crisis por la pandemia, lo que han aprovechado para estafar a la ciudadanía con cuantiosas sumas de dinero.

Por ello, Julio Omega Rodríguez Robles, apoderado legal del Instituto de Servicios de Salud Pública del estado de Baja California, presentó una denuncia penal contra ocho integrantes del autodenominado grupo “Unidos por Tijuana”, quienes a través de una amplia red de portales noticiosos –sus instrumentos para la estafa– han realizado una campaña de alarma y miedo entre la sociedad tijuanense con el propósito de recaudar dinero que, dicen ellos, se destina para las necesidades del citado hospital, pero no existen evidencias fehacientes de que así sea.

En su denuncia –la cual fue presentada el 9 de abril y quedó registrada con el número de caso 0204-2020-15410– Rodríguez Robles narra:

“Por parte del suscrito, el día de hoy (9 de abril 2020) ingresé a la red social Facebook buscando el perfil de Evelyn Rosas, quien fuera señalada en la denuncia y/o querella original, en donde se observa que ella hace publicidad a la recaudación de fondos para supuestamente ayudar al hospital general de Tijuana, observando también que Evelyn pertenece a un grupo denominado “Unidos por Tijuana” y que dentro del mismo grupo se aprecia un organigrama de ocho personas”.

El grupo, en efecto, existe y está conformado por Víctor Lagunas Peñaloza, un personaje que hace unos meses fue denunciado por sustraer equipo fotográfico del ayuntamiento de Tijuana, el cual no devolvió. Se desempeñó como operador externo del entonces alcalde panista Juan Manuel Gastélum Buenrostro, en cuyo periodo gubernamental se dedicó a la extorsión de personas realizando campañas difamatorias en contra de empresarios y políticos a quienes posteriormente solía estafar con sumas cuantiosas de dinero.

También fue denunciado por ejercer violencia intrafamiliar, pues en varias ocasiones golpeó a su esposa. No es todo: a Lagunas Peñaloza también se le relacionó, en el gobierno de Gastélum Buenrostro, con el consumo de drogas.

Al grupo “Unidos por Tijuana” también pertenecen, de acuerdo con la denuncia de Omega Robles, Carolina Rodríguez, Alexia Quezada, Isabella Velasco, Mariana Ahuage, Mariana Aceves, Rocío López, Daniela Sandoval, Mariana Amezcua, Darinka Seamanduras, Adriana Valdez y Karen González.

Según la denuncia, todos ellos manifiestan abierta y públicamente que pertenecen “a este grupo de estafadores ciudadanos, quienes con engaños públicos buscan que la ciudadanía de buena fe les haga entrega de dinero abusando del miedo y zozobra ante la contingencia internacional por el Covid-19”.

De acuerdo con el abogado Julio Omega Rodríguez Robles, las sumas que recaudan van desde los 50 hasta 5 mil pesos. Según los cálculos establecidos en la denuncia, hasta el 9 de abril el grupo había recaudado la suma de 182 mil 432 pesos. En realidad, el hospital general de Tijuana no enfrenta carencias, por lo que estas acciones han sido vistas como fraudulentas.

Presentada ante el Ministerio Público de Tijuana, en su denuncia el apoderado legal del Instituto de Servicios de Salud Pública anexó fotografías de los presuntos estafadores, además, incluyó una relatoría de la mecánica que utilizan para obtener dinero con engaños.

Según datos consultados a través de diversas fuentes en la ciudad de Tijuana, el grupo opera al servicio de Juan Manuel Gastélum Buenrostro, el exalcalde de Tijuana, quien está acusado de desvíos de recursos públicos y, hasta ahora, su libertad pende de un hilo porque se asegura que puede ser encarcelado.

La red de vínculos entre los miembros del grupo es evidente: Evelyn Rosas, una de las denunciadas, es novia de Esteban Gastélum. Ambos trabajan en el hospital general de Tijuana y, se asegura, han generado un caos al difundir públicamente que el nosocomio carece de equipo y productos médicos.

La campaña de difusión es amplia y se puede verificar en las redes sociales. En una de las imágenes publicadas, por ejemplo, aparece la fotografía de Víctor Lagunas y enseguida un mensaje: “Gracias Víctor Lagunas por sumarse a Tijuana con causa como asesor y promotor en el área de comunicación. Sabemos que con tu ayuda y disposición estaremos a un paso más cerca de nuestra meta. Sigue apoyando”. Y a continuación incluyen una dirección electrónica: https://donadora.org/campana/unidos-Tijuana.

Ante estas acciones, que a todas luces constituyen una actividad fraudulenta, el gobernador Jaime Bonilla denunció al grupo públicamente y dijo que detrás de este está la mano del expresidente municipal de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, quien está acusado de actos de corrupción en perjuicio el erario del municipio de Tijuana.

Parte del esquema de fraude, según las denuncias, lo realizan a través de una amplia red de portales noticiosos, la mayoría operador por ellos mismos, donde pautan notas negativas diciendo que no hay equipos en el hospital y que la autoridad no hace nada. El principal sitio web que usan es TJ Comunica, el cual es operado por Víctor Lagunas, miembro del presunto grupo estafador.

Pero la lista es más amplia, está el sitio Tertulia política, de Pedro Martínez; Actívate Tijuana, también de Víctor Lagunas y ligado a Gastélum Buenrostro; Tijuana dice, operado por Laguna, quien además opera Tijuana decide, Red Tijuana, Tijuana Informada, de Rogelio Lavenant (Meli Espinoza); Reporte BC, de Ismael Sánchez; Tijuana última hora (anónimo); Tijuana con causa, de Víctor Lagunas; Circo Político, de Juan Manuel Gastélum Rivera; Agencia fronteriza de política BC, de Rogelio Levenant; Tijuana makes me happy, de Juan Manuel Gastélum Rivera.

A partir de la denuncia, los integrantes del grupo ya están en la mira de las autoridades, pero hasta ahora no han sido llamados a cuentas.

Comentarios