Estados Unidos.- Dos personas murieron y otras 16 resultaron heridas en un tiroteo ocurrido en Fort Myers, Florida. Los hechos se suscitaron al término de una fiesta juvenil en el Club Blu, cuando los padres de los chicos -de edades entre 12 y 17 años- llegaron a recogerlos.

Aunque hay tres sospechosos que están siendo interrogados, por ahora se desconoce cómo y por qué se produjo el tiroteo en la discoteca y si los disparos fueron hechos por una o varias personas.

La Policía de la ciudad, indicó que sólo puede confirmar que no se trató de “un acto de terror o de terrorismo” y prometió despejar las incógnitas que surgen del caso lo antes posible, para lo cual los agentes “trabajan duramente” en el lugar de los hechos.

Según fuentes médicas, una de las víctimas del tiroteo murió en la discoteca y otra en el hospital Lee Memorial, donde en total resultaron 16 personas heridas por arma de fuego, de las cuales la mayoría ha recibido ya el alta médica.

Los dos fallecidos, según un comunicado policial, son Stefan Strawder, una estrella del baloncesto juvenil de la zona, de 18 años, y un chico de 14 años identificado como Sean Archilles.

De acuerdo a medios locales del condado de Lee, todavía siguen ingresadas tres de las personas heridas. Dos de ellas se encuentran en cuidados intensivos, una en estado crítico y otra grave.

Un portavoz del Departamento de Policía de Fort Myers indicó que la policía no sólo investiga en la discoteca Club Blu, sino también en otro lugar de la ciudad donde hubo un tiroteo contra una vivienda y varios vehículos que se cree que está relacionado con el otro.

En un comunicado las autoridades dieron a conocer que la policía de Fort Myers y la oficina del Alguacil del condado Lee, están rastreando intensamente la zona “buscando a otras personas que podrían estar involucradas”.

Mientras tanto, el gobernador de Florida, Rick Scott, canceló sus compromisos para hoy y emprendió viaje hacia Fort Myers, tras conocer las “horribles noticias”.

 

Comentarios