Un año después de la explosión en Tlahuelilpan hay demasiadas heridas abiertas. Estas son algunas cifras que dejó la más grande tragedia en la historia de Hidalgo: 137 muertos y 194 niños, niñas y adolescentes en orfandad. Solo hay un detenido como probable responsable de la explosión. La toma clandestina que ardió en San Primitivo duró cuatro horas en llamas, lo que expuso a decenas de personas a una temperatura de casi mil grados. Por esa razón, péritos de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo tardaron hasta tres meses en entregar 69 restos a sus familiares. Un dato terrible es el que reveló a este diaro el director de Protección Civil de Tlahuelilpan, Angel Barañanos: los bomberos de Tlahuelilpan arribaron al sitio apenas minutos después de ocurrida la explosión, pero no pudieron hacer nada porque autoridades estatales y federales les impidieron hacerlo. Por eso, 80 bomberos, 20 autotanques de abastecimiento y 10 motobombas, así como elementos de Tula, estuvieron solamente como testigos de la tragedia ¡durante cuatro horas! Hasta que el funcionario municipal decidió desobedecer y actuar. Hay muchas preguntas un año después de la tragedia, pero quizá lo más inquietante es que a pesar del dolor y la estela de muerte que dejó aquel 18 de enero, la lección no fue aprendida. Ayer mismo el presidente Andrés Manuel López Obrador informó en su conferencia mañanera que de las 96 tomas clandestinas registradas esta semana que concluye, Hidalgo encabezó la lista de todo el país con 57 “piquetes”. Fue el mismo mandatario quien informó que la responsabilidad no es solo del gobierno estatal, sino principalmente del federal y su combate al huachicol. Aquí agregaríamos que también es una responsabilidad de la población, cuya pobreza y desesperación no debe ser argumento para arriesgar su vida a cambio de la renta que deja el robo de hidrocarburo. Un año después de Tlahuelilpan, hay muchas heridas abiertas y la lección, desgraciadamente, no ha sido aprendida. De filón. Financiar el Tianguis de Pueblos Mágicos costó al gobierno estatal 8 millones 616 mil 379.31 pesos, según informó la Secretaría de Turismo. ¿Tendrán el cálculo del costo-beneficio?

Comentarios