Con el cierre del periodo para que los equipos hicieran cambios, hubo un par de movimientos que llamaron mi atención: Jay Ajayi de Miami a Filadelfia, Kelvin Benjamin de Carolina a Búfalo y Jimmy Garoppolo a San Francisco.
Definitivamente, al menos para Ajayi y para Garoppolo fueron buenos movimientos pero para sus equipos ¿fue lo más sabio?
Empecemos con el cambio de Garoppolo, la verdad me gustó la agresividad de San Francisco, Jimmy es un core probado que, seamos sinceros, no iba a jugar mínimo en unos tres o cuatro años más, claro si la rodilla se lo permite a Brady, así que Patriotas también aprovechó para liberar un poco de dinero con miras al tope salarial del año que viene. Lo interesante es que el coach Shannahan de San Francisco dijera que probablemente Jimmy no juegue este año y digo interesante porque todos esperaban que fuera el salvador para la mediocre temporada que han tenido los Niners, ¿entonces? Creo que es una decisión acertada porque le das tiempo a que aprenda el sistema y no le pones la presión de salvar al equipo.
Y hablando de gente con presión Ajayi puede respirar tranquilo, si bien tendrá que repartir acarreos con un LeGarrette Blount que anda encendido, Jay no tendrá que ser el responsable de que la ofensiva de Filadelfia funcione. ¿Por qué Miami dejó ir a tan valioso jugador? Según el coach Gase fue por indisciplinas al no estudiar el plan de juego y por ciertos aires de diva. Al final solo el tiempo dirá si Ajayi era el problema de la pésima ofensiva de Miami.
Y finalmente en decisiones extrañas, Kelvin Benjamin a Búfalo, viéndolo fríamente, es un muy buen receptor pero es un jugador que no crea mucha distancia entre el defensor y él por lo tanto el pase tiene que ser preciso y para ello Tyrod Taylor de Búfalo debe depender menos de su movilidad y más de su brazo para poder darle un excelente uso.
Mitad de la campaña, a partir de ahora podemos empezar a ver quién se perfila para llegar a playoffs.

Comentarios