Todos coinciden: el Tuzobús debe ser repensado

890
editorial

No solo el gobernador electo Omar Fayad Meneses ha dicho que el Tuzobús debe ser revisado desde sus entrañas para ver por qué no ha funcionado como es debido, también la oposición hizo suyo ese reclamo, principalmente a partir de las pasadas elecciones. Las críticas ya están llegando a un consenso, a un acuerdo tácito que quizá no han observado sus detractores. La primera coincidencia es que el sistema es caro. No es por presumir, pero en este espacio advertimos que uno de los principales errores de ese sistema de transporte había sido provocar el alza abrupta de la tarifa, pues de 7.50 pesos que costaba recorrer, digamos de Tulipanes a la colonia Centro, con el Tuzobús costaba hasta 10 pesos (dos de la alimentadora más ocho de la troncal). Esa situación no duró mucho, pues justo antes de que comenzaran las campañas electorales de este año, el gobierno estatal anunció que suprimiría la tarifa de las alimentadoras siempre y cuando las y los usuarios utilizaran las tarjetas como forma de pago. La segunda coincidencia es la necesidad de corregir las rutas alimentadoras. Testimonios de inconformes apuntan que el transporte secundario es lento y mal distribuido. Hay muchas quejas respecto a que ahora cuesta más tiempo llegar a cualquier destino que durante la era de los microbuses y las combis. Además, las reclamaciones coinciden en que no hubo una adecuada planeación, lo que provocó resistencia entre la ciudadanía. Ni campañas para informar adecuadamente ni un diseño que previera el aumento en el tiempo de traslado o el ineficiente trazo de las rutas. Ahora, una vez que el sistema es una realidad, la discusión se enfoca en cómo salvar al Tuzobús. O más bien, cómo hacer que sea útil para la población. Para empezar, como parece que tampoco hubo un cálculo de la demanda prevista, los ingresos para la empresa concesionaria no han sido los que se esperaban, de modo que el gobierno estatal ya anunció que subsidiará el déficit con al menos 15 millones de pesos. Después, el gobierno deberá invertir, ya sea en rediseñar las rutas alimentadoras, o en comprar más unidades que redunden en un servicio más rápido y funcional. El Tuzobús, como coinciden en esta edición la diputada Imelda Cuellar y la alcaldesa electa Yolanda Tellería debe ser revisado con lupa. De filón. El PRD llevó a cabo ayer sesión de comité estatal y una de las conclusiones fue que capacitarán a quienes obtuvieron algún cargo de elección popular con objeto de que, en primer lugar, hagan buenos gobiernos, pero en segundo… que no olviden que gracias al PRD tienen su cargo público.

Comentarios