Todos tienen una historia que contar en el México bizarro

470

Mineral de la Reforma.- Todo mexicano tiene una historia bizarra que contar porque vivimos en un país donde eso nos alcanza todo el tiempo, y aunque no es una característica exclusiva de nuestro pueblo, es innegable que México tiene una tendencia a ser de esa manera.

Así es este país para los escritores Julio Patán y Alejandro Rosas, autores del libro México bizarro 2, presentado la tarde de ayer en el marco de la 32 Feria Universitaria del Libro (FUL), donde compartieron los motivos que los llevaron a crear el segundo volumen de la compilación de anécdotas bizarras de México que vio su origen en 2017.

Comentaron que, luego del éxito obtenido en su primera obra que lleva por nombre México bizarro 1, y después de recoger varias anécdotas contadas por sus lectores, decidieron aventurarse a la creación de la segunda parte del libro que, además, agrega historias que quedaron pendientes, principalmente de política mexicana, pero también de cultura, arte, espectáculos, entre otros temas.

Entre los textos, los autores platicaron que existen historias de todo tipo como aquella cuando la Procuraduría General de República (PGR) contrató una vidente para resolver un misterio, o cuando el expresidente Carlos Salinas de Gortari inició una huelga de
hambre ante lo que calificó como acoso por parte del gobierno de Ernesto Zedillo.

Asimismo, relata la expectación que obtuvo del pueblo mexicano el nacimiento del primer ejemplar de panda en cautiverio en Chapultepec, en 1981, a quien incluso le compusieron una canción e hicieron un concurso para definir su nombre.

Además, incluye situaciones y objetos que fluyen y existen en el México que habitamos, como monumentos a la paleta helada, al ovni o a personajes históricos con formas extrañas. A su vez, la segunda parte del libro destaca por agregar una medalla al mérito bizarro, que en esta ocasión fue para los expresidentes Vicente Fox Quesada y Luis Echeverría Álvarez, por sus singulares frases o actos que podrían ser impensables.

Comentarios