DIANA GONZÁLEZ VALDEZ / OSWALDO HERNÁNDEZ ANDRADE

Esos y otros desarrollos de avanzada se gestan en los laboratorios de la máxima casa de estudios de la entidad

Pachuca.- ¿Imagina obtener oro, sí ese metal precioso, de la chatarra que hay en los desechos de dispositivos electrónicos como computadoras, celulares, etcétera, crear una pintura que aminore los efectos de los terremotos y que se denominan metamateriales o desarrollar  hueso a partir de materiales sintéticos?

Lo que parecía ficción, hoy podría ser realidad gracias a las investigaciones que un grupo de científicos realiza en los laboratorios de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

En el área académica de ciencias de la tierra de la máxima casa de estudios de la entidad, son desarrollados materiales capaces de satisfacer nuevas necesidades tecnológicas o sociales y que esos, además, sean amigables con el ambiente.

“Nosotros trabajamos con materiales avanzados, con el propósito obtener otros con propiedades mejoradas a las que ya existen, que contribuyan a una mejor calidad de vida y a una mejor sociedad”, explicó en entrevista Ventura Rodríguez Lugo, líder del cuerpo académico de materiales avanzados.

El doctor Ventura trabaja, en colaboración con los integrantes del cuerpo académico de materiales avanzados y de otras instituciones como el ININ; con el doctor Demetrio Mendoza Anaya, el doctor Raúl Pérez Hernández y el también doctor Jesús Ángel Arenas Alatorre de la UNAM, en el desarrollo de diferentes materiales con propiedades mejoradas o de comparación con los que ya existen. Un ejemplo es la aplicación de síntesis de biomateriales tales como la hidroxiapatita, principal componente del tejido óseo, y además por sus características tales como tamaño de partícula del orden de nanómetros es posible su uso en otras aplicaciones tales como sensores de radiación por sus propiedades termoluminiscentes que básicamente consiste en excitar un material previamente irradiado con temperatura provocando la emisión de luz mediante un fotón, el dopaje de la hidroxiapatita con elementos como el hierro o el disprosio permite que estos materiales puedan ser empleados como transportadores de fármacos como consecuencia de las propiedades magnéticas que adquieren, asimismo se está realizando la síntesis de puntos cuánticos de carbón y germanio, síntesis de nanoestructuras de oxido de zinc para aplicaciones antibacteriales, así como para su aplicación en catálisis en donde esta última aplicación está orientada a la generación de celdas de combustible.

Actualmente investiga acerca de la síntesis de materiales híbridos para lograr mayor resistencia y durabilidad de ciertas superficies, tomando como base el “azul Maya”, el cual es considerado el primer hibrido en América Latina, y es el material que usó la antigua civilización Maya. Para lo cual se utiliza la arcilla denominada como Paligorskita que es un inorgánico como base y combinándola con pigmentos obtenidos principalmente de plantas de algunos insectos es posible obtener otros colores cuyas característica generen propiedades como una mayor resistencia a diferentes medios tales como ácidos clorhídrico, fluorhídrico, a altas temperaturas, al ambiente y al tiempo como es el caso de los diferentes murales en los que aun es posible observar este color y que han sobrevivido a más de 500 años.

Asimismo, se desarrollan materiales mediante métodos que no generan un impacto al medio ambiente, a través de química verde que permite la síntesis de materiales mediante el uso de extractos obtenidos a partir de plantas que favorecen la reducción y la obtención de nanoestructuras que podrán ser utilizadas en favor de la industria automotriz, aeronáutica, electrónica, médica, entre otras.

Pero tales trabajos en esa rama del conocimiento no son aislados. El grupo de científicos colabora con el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, la UNAM, el IMP, la Universidad Tecnológica de Tecámac, entre otras, y con sus pares académicos de las escuelas superiores de la UAEH en Apan y Tepeji.

En el área académica de ciencias de la tierra buscan, entre otras cosas, mejorar procesos de obtención de materiales para reducir costos de insumos industriales en el mercado.

El doctor Ventura Rodríguez, quién pertenece al Sistema Nacional de Investigadores nivel dos, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, afirma que es importante la inversión en infraestructura, se tiene la capacidad en los estudiantes, pero es necesario que exista mayor interés por los diferentes niveles de gobierno y el sector público en incrementar los recursos destinados a investigación ya que en la actualidad no se destina ni el 0.5 por ciento del PIB y sin apoyo no es posible hacer ciencia, y esto ha sido un factor fundamental en el desarrollo social como se ha demostrado en los países desarrollados que invierten más de un 3 por ciento del PIB.

Objetivo

La prioridad de los materiales avanzados es buscar la mejora de sus propiedades para su aplicación y el propósito es abordar tres áreas de interés nacional como lo es el medio ambiente, la energía y la salud.

Actualmente el área académica cuenta con dos líneas de investigación: diseño, síntesis y caracterización de materiales avanzados orgánicos e inorgánicos, y el procesamiento de minerales para la aplicación de materiales avanzados.

“Estamos convencidos de que la ciencia, la tecnología y la innovación son factores fundamentales para el desarrollo económico y social de un país. En la actualidad es uno de los propósitos que sigue el gobierno, sin embargo no ha dado el apoyo necesario. En otros países se invierte un 3.5 por ciento en la investigación básica y otro 3.5 en innovación, en México no llegamos ni al 0.5 por ciento, son cosas que son importantes”, afirmó el doctor Ventura.

¿A dónde lleva la ciencia de los materiales?

Nos permite pasar de la ficción a la realidad, en los años 70 había una serie que se llamaba “El hombre nuclear”, se trataba de una persona a la cual le colocaban diversas prótesis por un accidente, era ficción. En el 2001 un electricista tuvo un accidente y le amputaron sus extremidades; le colocaron prótesis y se le considero el primer hombre biónico. Por lo que antes era ficción hoy es realidad.

De eso se encarga esta área académica, de resolver nuevas necesidades tecnológicas y sociales, mediante el desarrollo de materiales que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas mediante la mejora de las características y propiedades de los materiales.

Aquí trabajamos con distintos tipos de sistemas, que son estudiados y se les busca una aplicación en distintas industrias.

Estamos trabajando con el hierro, por ejemplo, que puede ser un secuestrador de células cancerosas. En química verde estamos buscando la síntesis de un sistema de óxido de zinc con plata con características antibacteriales.

En un estudio con cacao, agregó, se pretende implementarlo para la obtención de magnetita, que puede ser un transportador de fármacos. Así como nuevos materiales aplicados a la odontología.

Estamos buscando además la recuperación de metales preciosos provenientes de chatarra electrónica, ya que se puede obtener mayor cantidad de oro de una tonelada de chatarra que de una tonelada obtenida de una mina, advirtió Ventura Rodríguez Lugo, entrevistado en sus laboratorios de Ciudad del Conocimiento de la UAEH.

En la larga lista de proyectos se encuentra también uno en el cual están buscando establecer un modelo del transporte de calor en nano alambres de Si con el propósito de contribuir principalmente a la electrónica en la construcción de nanocircuitos.

El estudio de materiales ha hecho que la humanidad avance, impulsar este tipo de estudio es invertir en el futuro. En México hay un rezago respecto al apoyo económico; capacidad humana existe, pero se requiere de una visión en la que quede claro que la ciencia es el pilar para el desarrollo de nuestra sociedad y de nuestro país.

Es difícil competir con instituciones que tienen el equipamiento adecuado y todo lo necesario para producir resultados de alta calidad y que aun así como investigadores innovamos y desarrollamos nuestras propias herramientas y generamos productos de alta calidad pero de una manera más compleja, concluyó el investigador.

Dictamen histórico

La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión aprobó a finales de 2019, con 430 votos a favor y ninguno en contra, distintas reformas al artículo nueve bis de la Ley de Ciencia y Tecnología, para que el presupuesto que sea destinado a esa materia no pueda ser menor al aprobado en el año fiscal anterior, ello en tanto no sea alcanzada la meta del uno por ciento del producto interno bruto (PIB).

El dictamen protege al sector al evitar que sufra recortes en los subsecuentes ejercicios fiscales.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la comisión de ciencia, tecnología e innovación María Marivel Solís Barrera, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), refirió que la legislación en la materia establece en dicho artículo que el monto anual que el Estado-federación, entidades y municipios destinen a esas actividades no podrá ser menor al uno por ciento del PIB.

En la actualidad, el financiamiento para ese sector ha sido insuficiente, porque en los últimos años la inversión ha oscilado entre el 0.42 y 0.55 puntos porcentuales del PIB.

¿Te interesa? Engárzate

Buscas obtener, transformar y usar materiales para desarrollar proyectos innovadores. Esto te interesa.

El objetivo principal del área académica de ciencias de la tierra y materiales, consiste en desarrollar investigación dentro de diversas áreas del conocimiento de las geociencias y los materiales, enfocada principalmente a la solución de problemas que se suscitan en el sector industrial y social.

La prioridad de los materiales avanzados es buscar la mejora de sus propiedades para su aplicación y el propósito es abordar tres áreas de interés nacional como lo es el medio ambiente, la energía y la salud.

Lo que parecía ficción, hoy podría ser realidad gracias a las investigaciones que un grupo de científicos realiza en los laboratorios de la Autónoma de Hidalgo

También se colabora con el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, la UNAM, el IMP, la Universidad Tecnológica de Tecámac, entre otras

ORO

Contacto
Doctor Márius Ramírez Cardona
Jefe del área académica de ciencias de la tierra y materiales
Teléfono: 771 717 2000 extensión 2280, 2270
Correo: [email protected]

Comentarios