Algo pasa en el transporte público que en lugar de mejorar empeora. En la edición de hoy presentamos un caso que es síntoma de una mala administración. Tiene que ver con las condiciones laborales de los trabajadores del Sistema de Transporte Masivo Tuzobús, que desde hace dos meses opera y administra la empresa Vanguardia y Cambio SA de CV. En entrevista con este diario, un grupo de operadores denunció faltas elementales a sus derechos humanos. Desde jornadas extenuantes de más de ocho horas sin que se les pague lo justo, hasta absurdos como el hecho de que no tengan tiempo para ir a comer o al baño durante su jornada laboral. Se trata de un régimen laboral que nos remonta a la época de la colonia, cuando no había derechos humanos ni garantías para los trabajadores. ¿Con esas condiciones de explotación laboral queremos un transporte de primer mundo? Después de escuchar cómo laboran los trabajadores del Tuzobús, que incluyen amenazas de despido ante cualquier falta, cabe preguntarse: ¿Y las autoridades? ¿Y la comisión de derechos humanos de Hidalgo? ¿Dónde está el supuesto perfil humanista del actual gobierno estatal? Es lamentable lo que hace la empresa Vanguardia y Cambio SA de CV, pero lo es más el hecho de que la administración hidalguense simplemente ignore los abusos que se cometen contra los trabajadores al volante. De filón. Parece que el Simóngate no quedará impune. Luego de que el secretario de Gobierno, Simón Vargas, fuera balconeado por Hugo Sánchez, supuesto lider campesino, en el momento en que ambos planeaban ataques contra el delegado de programas federales, Abraham Mendoza, y cuando también se ponían de acuerdo para entrarle a “la grilla” en el proceso electoral en curso, el coordinador de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso de Hidalgo, Ricardo Baptista González, declaró que procederán legalmente. Para ello analizan si procederán por probable delito electoral o por faltas a la ley de responsabilidades de los servidores públicos. Lo imporante es que esa jugarreta no quede impune.

Comentarios