Tras una vida dedicada a la docencia, al fomento de la cultura y el deporte, la catedrática decidió aceptar la invitación de Morena para llegar al Congreso de la Unión y seguir sirviendo a la sociedad

Tulancingo.-

Tras una vida dedicada a la docencia, al fomento de la cultura y el deporte, Isabel Alfaro Morales decidió aceptar la invitación de seguir sirviendo a la ciudadanía a través de un cargo de elección popular como candidata a diputada federal por el distrito de Tulancingo bajo las siglas de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).
Al ser cuestionada sobre por qué decidió participar en política después de toda una vida profesional en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), refirió que “es necesario que desde el ámbito legislativo nos ocupemos de temas que tienen que ser parte de la vida de este país: el fomento a la cultura, la educación, el deporte, las actividades deportivas.

“En mi convivencia con los jóvenes, veo que están desencantados de los políticos, pero cuando ven que alguien como yo, que ha sido su profesora, su vecina, su compañera, quiere dedicarse a la legislación, entonces se recupera esa confianza, porque se dan cuenta con los temas de alcance social, los retoma alguien de la sociedad civil, como es mi caso.”
Después de varios años como catedrática en la Preparatoria dos, en Tulancingo, donde ha conocido esas y otras inquietudes por parte de sus jóvenes estudiantes, es que tomó la decisión de participar en la política para dar voz a la sociedad en el Congreso de la Unión.

Asimismo, recalcó que como ciudadana y habitante de la región conoce las demandas de los habitantes, pues ella también ha hecho las mismas en busca de una mejor calidad de vida.
La propuesta de Alfaro Morales es “básicamente que los temas de alcance social, que las decisiones que van a afectar la vida de la población en general, no se queden en la decisión de un pequeño grupo, que el legislador sea el eco de lo que solicita y necesita la población.

“Por ejemplo, que los programas de fomento económico no sean solo a capricho de funcionarios, desde atrás de un escritorio, sino que respondan a las necesidades de los empresarios, y por supuesto, a las necesidades de quienes buscan un empleo.”
La candidata morenista puntualizó que la juventud no es ek futuro del país, “son el presente, y para ellos quiero trabajar de forma primordial, porque son los que piden y necesitan más oportunidades de desarrollo”.

Para ello, declaró que necesita escuchar propuestas ciudadanas, pues quiere ser una legisladora abierta a la comunicación, una ciudadana comprometida con escuchar y dialogar permanentemente.
La aspirante a diputada federal está consciente de que Tulancingo no solo está conformado por la Zona Metropolitana, pues existe la Sierra Otomí-Tepehua en donde las carencias son visibles.

“En Acaxochitlán, en Huehuetla, en San Bartolo Tutotepec, en Tenango de Doria, existe gente buena, gente de trabajo que quiere ser productiva, pero que necesita el apoyo de programas y acciones que les ayuden a producir desde su tierra, desarrollar trabajos y acciones desde sus lugares de origen.”
En ese sentido, propone legislar para la creación de zonas de desarrollo económico, de acuerdo a sus vocaciones, incluso sociales, lo que, asegura, se trata de una de sus principales banderas de llegar a ser favorecida con el voto de la ciudadanía el primero de julio.

“No es posible que con tantas maravillas que se tienen, con sus hermosos paisajes, su fecunda tierra, tengan niveles de pobreza que tristemente destacan a nivel nacional, es necesario, urgente, que rompamos esa situación”.
Alfaro Morales planteó que para que sus propuestas y disposición de trabajar por una sociedad más justa sean tomadas en serio por la población, además de acudir de forma constante a colonias y localidades tendrá casas de atención en diversos puntos para conocer y atender las inquietudes de la población.
De igual manera, puntualizó que es a la población a quien se le debe dar respuesta sobre el trabajo que se realizará desde el Legislativo y no a un grupo político, “tenemos la responsabilidad, es a ellos (ciudadanos) a quienes voy a dedicar todo mi trabajo, todo mi esfuerzo.

“No existen las varitas mágicas, ni las soluciones que se puedan sacar de la manga para el desarrollo de nuestros municipios, de nuestras comunidades, los legisladores debemos ser la caja de resonancia de las inquietudes de la población, así como de sus necesidades.”
Enfatizó que para el desarrollo del distrito de Tulancingo y del país en general, solo se logrará con un trabajo donde cada integrante de la sociedad asuma sus responsabilidades, sus derechos y sus obligaciones.
Por último, agradece la oportunidad que Morena le dio para contender por una diputación federal, “espero ganar, y sé que dentro de tres años entregaré buenas cuentas, y entonces diré: ‘Gracias por darme la oportunidad de servir’”.

Comentarios