Tradiciones horneadas, el pan de Acaxochitlán

574
pan
Arturo Castelán presentó su libro sobre el tema en la FUL

Pachuca.- La cultura mexicana absorbe varios elementos del quehacer de la vida cotidiana de los pueblos, y uno de ellos es la panadería, concretamente la tradición panadera de Acaxochitlán, que durante años ha sido sinónimo de usos y costumbres de ese municipio, así lo dio a conocer Arturo Castelán en su libro El pan tradicional de Acaxochitlán, Hidalgo, presentado ayer en la 30 edición de la FUL.

El también ingeniero de profesión manifestó que esas costumbres estaban perdiéndose en su municipio, pero, pese a ello, su abuelo, padre y él mismo se dieron a la tarea de recobrar esa tradición panera, que más que comida es utilizada en rituales y ceremonias, algunas de ellas directamente de origen español.

Algunos de los panes tradiciones son la cuelga, frecuentemente utilizada como obsequio de cumpleaños; el pan cruzado, abocado a las festividades del Día de Muertos y como complemento decorativo en los Xochipatales (objeto ritual ceremonial), así como para ofrenda cuando se visita un sitio sagrado y como pedimento de matrimonio; también está el muñeco de pan que simboliza la fertilidad y puede obsequiarse como presente durante las bodas tradicionales; por último, el pan cuate que más que comerse afianza una relación de amistad y compadrazgo al obsequiarse.

Todos esos panes y cerca de otras 80 recetas más son hechas de manera artesanal en la panadería que maneja su padre, Juan Castelán, desde hace dos generaciones, llamada Cuelgería, Juan Panes, la única en el municipio que continúa con esas tradiciones, pues a decir de Arturo los demás comercios fueron influenciados por cuestiones como la productividad y no lo artesanal.

El motivo por el que escribió ese texto fue para sensibilizar a la población de lo poco que ha sido valorada la tradición panadera, no solo en el municipio que representa, sino en las demás regiones de Hidalgo y del país. Respecto a que Alemania pide que su panadería sea considerada patrimonio cultural, expresó que si México se lo propusiera lo superaría con creces, pues representa más que comida, está inmerso en los usos y costumbres de la población con valor ritual y ceremonial, haciendo inclusive canciones, poemas y refranes de ese oficio.

Al respecto, mencionó que su libro está escrito de manera distinta a los demás que pudieran tratar el mismo tema, pues “está analizado desde dentro”, es decir, desde la vida y perspectiva de un panadero, característica que lo llevó a ganar el segundo lugar como mejor libro panadero del mundo en los Grumman Awards 2013 de China y que estará disponible en las librerías de la Secretaría de Cultura y el módulo de la misma dependencia dentro de la FUL.

Comentarios