PORTADA-ESPECIAL
Fayad atestiguó en Tulancingo con firma de acuerdo con la SEP, que Transcanada donará 1 millón de dólares para centros de educación de adultos mayores.

Con el señalamiento de presionar para despojar a los pobladores de sus tierras, dañar los ecosistemas de localidades indígenas y en medio de conflictos agrarios, TransCanada está por iniciar la construcción del gasoducto Tula-Tuxpan pero dejará escasos beneficios sociales a habitantes de Hidalgo.

Invertirá millones de dólares, pero la transnacional creará pocas fuentes de empleo en el estado durante la edificación y además 25 años que durará el contrato.

Al construir el gasoducto, que transportará 886 millones de pies cúbicos de gas para centrales generadoras de electricidad de la zona centro del país, TransCanada impactará 225 localidades de 17 municipios de Hidalgo, entre ellos 78 pueblos indígenas, lugares sagrados y santuarios de origen otomí y hñahñu.

Así lo reconoce la evaluación de impacto social elaborada por TransCanada, empresa ganadora de la licitación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la construcción del gasoducto, la cual concluirá en 2017 y que atraviesa Veracruz, Puebla, Hidalgo y Estado de México.

Califica como seria la problemática que provocará dañar los espacios sagrados y también detecta movimientos sociales contra el gasoducto.

TINTA-neblina-construccion-ESPECIAL

Ubica TransCanada santuarios en Hidalgo cerca de gasoducto

Existe el riesgo de que la construcción del gasoducto Tula-Tuxpan invada zonas o puntos que son considerados sagrados, “lo cual será interpretado por la población como un acto de agresividad y falta de respeto a la cultura indígena“, acepta TransCanada.

La empresa detectó santuarios donde veneran a un ser de forma recurrente, como el Señor de Mapethé (Cardonal, a 62 kilómetros del ducto).

Así como el santuario del Señor de las Maravillas (El Arenal, a 30 kilómetros del ducto); el santuario del Señor de Jalpan (Ixmiquilpan, a 45 kilómetros del ducto) y el Santuario de la
Virgen de la Ferrería (Nicolás Flores, a 77 kilómetros del ducto).

Además del santuario de la Santa Muerte (Tepatepec, a 26 kilómetros del ducto) y el santuario de la Santa Cruz del Maye (Ixmiquilpan, 45 kilómetros del ducto). La importancia de esos centros destaca por “la religiosidad que vincula a los otomíes con la naturaleza y lo sagrado“.

También hay grafismos otomíes pintados en zonas de barrancas en Huichapan, Alfajayucan, Tecozautla, Cardonal, Chapantongo e Ixmiquilpan, de acuerdo con el análisis de 450 páginas.

La transnacional indica que una vez alterado un territorio difícilmente podrá recuperarse la cualidad de “sagrado”, pues suelen ser lugares ancestrales que se resguardan como “inalterables”.

Por tanto, la preparación y construcción del gasoducto “deberá establecer cooperación con los pueblos indígenas involucrados, para así identificar sitios sagrados y ceremoniales, incluyendo enterratorios, lugares de curación y lugares tradicionales de enseñanza, para evitar cualquier daño” recalca.

TINTA-openseasonFotonota-ESPECIAL

Recelo de comunidades indígenas

TransCanada sabe del recelo que provoca el gasoducto entre las y los pobladores: “el mayor peligro percibido por los pueblos indígenas para la conservación de sus lugares sagrados se deriva de proyectos de desarrollo que fueron planeados fuera de la comunidad, como los son los llamados megaproyectos”.

En las comunidades indígenas, la empresa deberá esperar a que la Secretaría de Energía aplique una encuesta para que las y los habitantes decidan si aceptan dar en servidumbre sus tierras.

TransCanada destacó como comunidades indígenas relevantes a Santa Mónica y San Nicolás, ambas de Tenango de Doria, así como la colonia San Felipe, en Tulancingo, con 99 por ciento de población originaria. “Aquí todos hablan otomí y también inglés. Seguimos varias de nuestras tradiciones y nos organizamos de acuerdo a los mismos intereses de San Nicolás”, fue el testimonio de un habitante de una localidad de ese municipio.

Área núcleo

Es la franja que rodea a la infraestructura del gasoducto con una longitud de 100 metros lineales hacia cada uno de los lados.

Municipio

Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Tulancingo
Tulancingo
Tulancingo
Tulancingo
Tulancingo
Atitalaquia
Epazoyucan

Localidad

Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Atitalaquia
Cardonal
Cardonal
Cardonal
Cardonal
Cardonal
Cardonal
Cardonal
Tlamaco (San Gerónimo Tlamaco)
Tlamaco (San Gerónimo Tlamaco)
Tlamaco (San Gerónimo Tlamaco)
Tlamaco (San Gerónimo Tlamaco)
Jaltepec
Jaltepec
Jaltepec
Jaltepec
Jaltepec
El Gavillero
Guadalupe

 

Dato

El gasoducto impactará Atitalaquia, Tulancingo, Epazoyucan, Atotonilco de Tula, Metepec, Singuilucan, Tolcayuca, Tula, Zempoala, Zapotlán, Tlaxcoapan, Acatlán, Santiago Tulantepec, Villa de Tezontepec, Acaxochitlán y Tenango

 

 

 

 

 

TINTA-Sur-de-Texas-ESPECIAL

Beneficio nulo: solo genera dos empleos temporales por comunidad

Pese a que invertirá 458 millones de dólares para construir y operar el gasoducto Tula-Tuxpan, TransCanada solamente puede ofrecer dos empleos temporales a cada una de las comunidades que abarca el área de influencia del proyecto.

El gasoducto generará 980 empleos durante los 24 meses que durará la obra en 484 localidades de 32 municipios de Puebla, Veracruz, Hidalgo y Estado de México. Además de 59 permanentes en su operación de 25 años.

Por tanto, queda en el aire el compromiso de detonar la economía de las localidades, señaló en rueda de prensa el consejo Xangu ya mui, formado por mujeres indígenas de Tanango, Acaxochitlán y Puebla.

TransCanada estima que para la preparación del sitio y construcción requerirá 980 personas contratadas temporalmente, mismas que distribuirá en desmonte, despalme y excavaciones.

También las empleará para la construcción de estaciones de recepción, entrega, medición y compresión, obras de cimentación, mecánicas, eléctricas y tuberías, a lo largo de toda la franja de desarrollo.

En la etapa de operación y mantenimiento del gasoducto, el personal estará distribuido en las dos estaciones superficiales, así como en la supervisión del ducto. En total requiere
29 empleados y 30 obreros, refiere la evaluación de impacto social.

“La necesidad de mano de obra para la construcción del proyecto demanda el arribo de trabajadores externos, lo que puede implicar cambios en las dinámicas sociales de las comunidades en donde se establecen”.

De los 980 empleos temporales, 350 serán contratados en las localidades.

TINTA-trabajo-ESPECIAL

Construcción de gasoducto terminará en 2017

Luego de ganar en 2015 la licitación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) TransCanada iniciará próximamente la construcción, que durará 24 meses, y concluirá en 2017, con una inversión de 458 millones 266 mil dólares.

Aunque antes TransCanada deberá obtener la servidumbre de los terrenos por donde pasará el gasoducto, sumado a la inconformidad de comunidades indígenas, como el consejo Xangu ya mui, quien denunció que la empresa presiona a pobladores para que cedan sus tierras.

El contrato, que contempla la edificación, posesión y operación, durará 25 años, pero la empresa podría prolongar su vida útil.

TransCanada regala millones, pero surgen conflictos agrarios y resistencia

Mientras TransCanada hace donaciones millonarias en los estados donde construirá el gasoducto Tula-Tuxpan para equipar plazas de educación de adultos mayores, surgen los conflictos agrarios y la oposición de las comunidades indígenas contra el proyecto.

De los cuatro estados del país que comprende el gasoducto, TransCanada detectó conflictos por la propiedad de la tierra en Lagunicatlán, Acatlán; Santa Mónica, Epazoyucan; El Susto, Singuilucan; San Antonio Farías y Rancho San Nicolás el Chico, Tulancingo; San Pedro Tlaquilpan, Zempoala; así como en Texas, Atotonilco de Tula.

La oposición al gasoducto también surgió en localidades de Puebla como Tlacuilotepec y Pahuatlán, cuyos pobladores señalaron que afectará al medio ambiente de la región y que solo beneficiará a los empresarios.

En Hidalgo, TransCanada identificó a la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, la cual dio a conocer en Zacacuautla, Acaxochitlán, en diciembre de 2015, un mapeo de las localidades que serán afectadas por el gasoducto.

“La asociación combate el desarrollo de megaproyectos al difundir los efectos negativos que, de acuerdo con sus creencias, tienen sobre las comunidades, indica la empresa al mencionar a dicha asamblea.

En la fundación Arturo Herrera Cabañas, en Pachuca, el consejo Xangu ya mui denunció que la construcción del proyecto destruirá hectáreas de bosque mesófilo en Tenango de Doria y Acaxochitlán, considerada reserva ecológica.

Aunado a ello, comunidades de Tepojaco, Huitzila, Olmos, El Cid, El Chopo, Mogotes, Emiliano Zapata, la Unidad Rojo Gómez, Temascalapa, todas ellas de Tizayuca, colocaron mantas contra la construcción del gasoducto, con el lema “nuestro territorio no se vende, se defiende”.

Al concluir la firma de convenio en Tulancingo entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA), con el cual TransCanada donará un millón de dólares en ese rubro, Lorena Patterson, representante de la empresa en México, negó que se presione a los pequeños propietarios a establecer la servidumbre de tierra.

El gasoducto en algunas áreas ya está a punto de empezar, depende de cada segmento y las condiciones que hayan en la zona, pero ya iniciamos la construcción, declaró.

A dicho evento asistió el gobernador Omar Fayad y el secretario de Educación Aurelio Nuño.

Tras la reforma energética, la servidumbre legal de hidrocarburos comprenderá el transporte, conducción y almacenamiento. Se podrá decretar por la vía judicial o administrativa. Se determinará con base en los resultados del avalúo que se haya realizado durante la mediación.

tabla2

Rating: 1.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios