Tulancingo.- El alcalde tulancinguense Fernando Pérez Rodríguez dijo que el intento de linchamiento de una familia presuntamente relacionada con diversos robos “se veía venir”, pues desde hace tiempo las autoridades municipales ya habían aconsejado a las víctimas presentar la denuncia formal, pero sin concretarse en la mayoría de los casos.

Las declaraciones fueron ofrecidas luego que la madrugada del 14 de octubre alrededor de un centenar de personas acudió al domicilio de la familia TM, pues acusaron a los miembros de ser presuntos delincuentes.

La multitud incendió la casa de la familia, con el fin de obligar a los habitantes a salir; por los hechos resultaron lesionadas dos personas supuestamente implicadas en delitos.

Pérez Rodríguez puntualizó que los presuntos delincuentes han sido detenidos por lo menos 30 veces, pero al no existir denuncia formal por parte de los afectados los dejan en libertad.

Recordó que en la mayoría de los casos las víctimas, tras recuperar lo que les fue robado, desisten de presentar la denuncia, lo que impide llevar a cabo acciones legales contra los presuntos culpables.

El secretario municipal de Seguridad Ciudadana Manuel Martínez Dorantes destacó que en la zona han implementado grupos de Whatsapp para alertar entre vecinos sobre robos en cualquier modalidad, además de que han instalado cámaras de videovigilancia de la estrategia Hidalgo Seguro.

Además, el alcalde insistió en que la población debe presentar la denuncia correspondiente ante la comisión de cualquier delito, aunque reconoció que la ciudadanía no lo hace por falta de confianza en los representantes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH).

Por lo anterior, el presidente municipal exhortó a las autoridades en materia de procuración de justicia a mejorar el servicio hacia las víctimas y en general a quienes soliciten los servicios.

Comentarios