Inicio Opinión Artículos Tres años de infierno

Tres años de infierno

141

Sin duda, Laura Bozzo Rotondo es la presentadora de televisión más conocida y polémica de América Latina.

En sus ya incontables intervenciones, en especial en México en donde reside desde 2009, ha sido figura aceptada y cuestionada, en ocasiones por un lenguaje ligero, que algunos parece ofensivo.

Se volvió imagen familiar, inicialmente por TV Azteca y desde 2011 con Televisa.

Abogada y doctora en ciencia política, desde 1993, en que formalmente inició conducción de programas de televisión, fue diferente al darles un formato de talk show.

Hay quienes benignamente, al juzgarla, aluden a casos que ha diseccionado con problemáticas que golpean a los sectores más desprotegidos y vulnerables de la sociedad.

Ahora, nueva faceta, se presenta en calidad de escritora.

Hay que consentir que el título de su libro es llamativo: Más allá del infierno.

Justifica la historia, citando que en marzo del 2000 presentó en su programa “Laura en América”, un caso que “tuvo el poder de cambiar el rumbo de las elecciones en mi país y dos años después, el del resto de mi vida”.

Y cuenta:

“La tarde del 17 de julio de 2002, fui arrestada en el aeropuerto de Lima, Perú, y escoltada a las instalaciones de un estudio de televisión para cumplir una prisión domiciliaria que se extendería por espacio de tres años.”

Lo describe con puntualidad:

“Ese día no iba a ser rutinario. Cuando nos acercamos al módulo para entregar el pase de abordar, dos oficiales me interceptaron diciendo: ‘Señora Laura Bozzo, está usted detenida’”.

Da su punto de vista sobre la causa:

“¿Cómo fue que llegué a eso y por qué el expresidente de Perú Alejandro Toledo utilizó todo el poder de su investidura para someterme a un largo y amañado juicio?”

Laura Bozzo, explica:

“Para escribir este libro reviví tres años de infierno junto con dos personas que de alguna y otra forma lo pasaron junto conmigo. El tiempo ha sido generoso y me ha permitido ver que la razón me asiste y que quienes me acusaron ahora pagan por sus delitos o están prófugos, escapando a rendir cuentas por sus malas acciones.

“Advierto que este libro no cierra un episodio de mi vida para seguir como que nada sucedió. Pasó, me destruyó y me sigue afectando con sus consecuencias.”

El texto se divide en ocho capítulos, algunos que otros más interesantes, aunque Bozzo establece una secuencia.

De ediciones Quiero Leer, el libro salió a la venta este año.

Comentarios