Una férrea defensiva, un equipo milagro, una aplanadora y un equipo incógnita son nuestros candidatos para llegar al Super Bowl, analicemos los juegos de campeonato.

Jags-Pats

Hace mucho que dejó de ser extraño ver a Nueva Inglaterra en estas instancias, el año pasado la amenaza que enfrentaban era la de un ataque que les podía jugar al tú por tú, este año el reto será quebrar a la defensiva más agresiva, anotadora e intimidante de la liga. Aunque Brady tuvo prácticas limitadas no lo veo fuera de este partido, Jacksonville tendrá que echar mano de todos sus hombres para parar no solamente a Brady y Gronkowski, sino también a Lewis y
Gillislee.
Por su lado, Bortles tiene que jugar como contra Pitts, aunque enfrentará a una defensiva que viene al alza después de ser una caricatura las primeras semanas. Fournette será clave para Jaguares, lo más probable es que este sea otro duelo de poder a poder, entonces tiene que apoyar a Bortles para generar puntos.
Miami enseñó a los equipos cómo ganarle a NE, Jags tiene lo necesario para hacerlo, la clave, detener la magia de Brady. En un acto de fe creo que Jags van al Super Bowl.

Min-Eagles

Duelo de QB reserva en el que Vikingos lleva mano. Este también pinta a ser un duelo de ofensivas terrestres. Para que Filadelfia pueda seguir aspirando alto, Ajay y Blount deben de quitarle aún más la presión a Foles. Por el otro lado, Minnesota no puede apostar a que los juegos se definan con milagros, por ello tiene que ajustar la defensiva para poder mantener las ventajas. Keenum ha hecho una magnífica labor siendo el tercer mariscal, pero para aspirar a regresar a casa para el Super Bowl tendrán que dominar a la defensiva de Águilas.
La clave para mí será qué ofensiva logrará asentarse mejor en el terreno, si la responsabilidad cae en los mariscales, Keenum dejará en el terreno a Foles. Nos espera un juego cerrado en el que Vikingos se convierte en el primer equipo en llegar al Super Bowl como local.

Comentarios