Después de entregar información sobre el ejercicio fiscal 2018 al Congreso local, el auditor Armando Roldán Pimentel reveló a periodistas en entrevista que la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) denunció a tres municipios ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción por no comprobar el uso de 27 millones 330 mil 571.6 pesos durante el ejercicio 2016. Se trata de una cantidad de recursos nada despreciable, similar al presupuesto que gastará Eloxochitlán durante este 2019. La denuncia que presentó la ASEH va más allá de ser un simple trámite: se trata de una facultad poco utilizada y que representa la materialización de un viejo anhelo de nuestra sociedad: combatir a la corrupción, que es el cáncer que carcome a nuestro país. Sobre los municipios que estarán en la mira de la fiscalía especializada es oportuno destacar que cuando se metieron en problemas todos eran gobernados por alcaldes emanados del PRI. Se trata de los municipios de Tula (gobernado entonces por Jaime Allende), Santiago de Anaya (Fidencio Gachuz) y Alfajayucan (Óscar Ángeles) que no han podido comprobar qué hicieron con 7.3 millones, 5.6 millones y 14.3 millones, respectivamente. Una vez que el auditor Armando Roldán presentó la denuncia, ojalá la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción haga honor a su nombre, porque hasta la fecha, no le conocemos alguna acción o resolución de trascendencia. De filón. Y hablando de justicia, resulta que el juez tercero de distrito otorgó la suspensión del amparo 465/2019 en favor del exdirector de Radio y Televisión de Hidalgo, Sergio Islas, con lo que quedó sin efecto la orden de reaprehensión en su contra de manera provisional. ¿Alguien entiende este proceso?

Comentarios