La sala Toluca concluyó su trabajo como instancia encargada de resolver las impugnaciones promovidas contra varias elecciones de alcaldes de los comicios celebrados el 5 de junio. La instancia judicial confirmó los resultados en los municipios de Tula, Atotonilco el Grande, Cuautepec, Santiago de Anaya, Huasca, Tlanchinol, El Arenal, Pisaflores y Santiago Tulantepec. No ocurrió así en otros municipios como Omitlán, donde magistrados decidieron que deberán celebrarse comicios extraordinarios luego de que resolvieron que el candidato del Partido Verde Ecologista Luis Ordaz Ríos rompió el principio de neutralidad religiosa tras participar en una cabalgata en honor a la Santísima Trinidad. Aunque el candidato argumentó que acudió al acto religioso únicamente en calidad de devoto, magistrados consideraron que su participación no fue discreta, “sino protagónica, al lado del estandarte”. Por si fuera poco su partido, el Verde Ecologista, repartió propaganda durante la cabalgata, hecho que, según magistrados, “trasciende en una elección que se definió por una diferencia de 140 votos”. Los magistrados de la sala Toluca también decidieron anular la elección de San Felipe Orizatlán bajo el argumento de que el candidato panista cometió violencia política de género. Sobre este particular, el dirigente estatal del PAN Asael Hernández Cerón advirtió que esa decisión puede provocar “un conflicto social”. Es claro que en estos momentos de tensión los partidos y sus representantes normalmente lanzan petardos en forma de declaraciones incendiarias con objeto de provocar inquietud en la población, que difícilmente trasciende el mundo de las ideas. Y otra decisión controvertida de la sala Toluca fue la de revocar los comicios de Zapotlán luego que los magistrados consideraron que el candidato ganador, el perredista Edgardo Islas Cruz, rebasó el tope de campaña tras organizar una charreada, esto en sentido contrario a lo que había decidido el Tribunal Electoral de Hidalgo. Más allá del sentido de sus decisiones, y de los partidos que se ven afectados, lo que es evidente es que sí funciona el mecanismo de contrapesos que juegan tanto el tribunal local como el federal, representado en la sala Toluca. Los partidos y sus candidatos no quedarán conformes, pues pierden gobiernos que habían obtenido en las urnas. No obstante, después de concluir la etapa impugnativa, los partidos deberían sentarse y analizar qué fue lo que ocurrió para que perdieran elecciones por acciones que bien pudieron evitarse. Otra vez: ojalá lean las reformas que ellos mismos aprobaron. De filón. El próximo inicio de clases estará a la altura de la situación general en el país: pleno de incertidumbre.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios