Triunfa Adame en corrida goyesca

349
Triunfa Adame,corrida goyesca

Luis David salió en hombros y por la puerta grande de la monumental Vicente Segura. El matador mexicano le sacó provecho al último de su lote, al que le pegó pases naturales con el capote para dejárselo a modo al picador

Pachuca.- El matador mexicano Luis David Adame salió en hombros y por la puerta grande de la monumental Vicente Segura al cortar tres orejas y rabo para convertirse en el triunfador de la corrida goyesca, realizada ayer en Pachuca.

El rejoneador Diego Ventura se llevó tres apéndices, dos de ellos con el de regalo, y Enrique Ponce cortó una oreja. Se lidiaron astados de Bernaldo de Quirós.

Se luce Ventura

El rejoneador portugués Diego Ventura abrió la tarde con una destacada faena y buena actuación de sus caballos Colombo y Bronce, lo que le valió cortar el primer apéndice de la jornada.

Con Pardito, el español se lució nuevamente con el toreo de costado con Colombo y clavó las banderillas sin errores. Repitió con Bronce, haciendo quites y gala de su destreza sobre el caballo. No estuvo fino con el rejón de la muerte y ello le costó. Tuvo que intentar con el descabello a pie, pero pinchó en sus ocasiones y hasta el tercero el toro cayó y se fue con palmas.

Con el de regalo, el caballista luso tuvo que emplearse a fondo, pues el toro no le rindió demasiado. Bajo las notas de “El hidalguense”, Ventura puso las banderillas cortas. Logró una buena estocada, algo caída, y el burel sucumbió después de unos minutos. Le valió un par de orejas por petición.

Mala tarde para Ponce

Una situación singular se vivió con el primero de la tarde para Enrique Ponce. Coqueto, de 510 kilogramos, se despitonó al salir al ruedo; el público protestó y el toro fue devuelto a toriles, sin embargo, ni los sobresalientes ni con ayuda de los cabestros pudieron regresarlo a corrales y después de más de 20 minutos, Ponce decidió matarlo ante la protesta general, que hizo que algunos aficionados lanzaran cojines al ruedo. Después de tres intentos, el matador pudo acertar y solo así pudieron sacar al astado de la arena.

Posterior a ello, el diestro español tuvo ahora sí su primera oportunidad con Campero, de 530 kilos. Ponce le pegó varios naturales al burel con la muleta y, con base en el empeño, logró arrancar los “oles” de la tribuna.

Y mientras una bronca se gestaba en la tribuna, Ponce metía una estocada un poco alta, que hizo que el toro no cayera rápido y recibiera un aviso, después de eso el astado se tendió en la arena y se finiquitó la faena, sin orejas pero con palmas.

Justo cuando Ponce saludaba a la afición, ingresaron al ruedo un par de espontáneos, quienes protestaban con pancartas contra las corridas de toros. Fueron desalojados por personal de la plaza y la cuadrilla.

Con el segundo, de nombre Hidalguense, Ponce trató de redimirse, pero tuvo que batallar con la poca respuesta del burel, que no dejaba que el español diera más de dos pases seguidos. El diestro no perdió el temple y acertó a la primera con la espada y el juez cedió una oreja ante la petición del público. Ponce dio una vuelta al ruedo entre palmas y abucheos.

Gran faena de Adame

Luis David Adame, con Algodonero, tuvo que esforzarse para lograr que el toro siguiera los movimientos de la muleta. En tanto, en el tendido, otra faena era dada por la banda que interpretaba pasos dobles para acompañar la corrida, que fue reconocida por el público, cuando ya caía la noche. Tras batallar un poco, Luis David mató de una certera estocada para llevarse una oreja.

El matador mexicano le sacó provecho al último de su lote, al que le pegó pases naturales con el capote para dejárselo a modo al picador. Con la muleta, Adame se puso de rodillas y levantó al público y pegó pases naturales y derechazos, cerrando con pases cambiados por la espalda, todo al ritmo de “Pelea de gallos”.

Una variante de manoletina puso a vibrar la plaza, que pidió el indulto del toro, sin embargo, Luis David clavó la estocada sin error, lo que le valió dos orejas y el rabo, además de arrastre lento para Cumplido.

Comentarios