LUIS CARLOS LEÓN
Ciudad de México

En un partido que inició con un buen ritmo y con el paso del tiempo se fue relajando, la selección nacional mexicana venció por marcador de 2-0 a Costa Rica en el estadio Azteca, en una noche donde Javier el Chicharito Hernández logró alcanzar la cifra de 46 anotaciones para así igualar a Jared Borgetti como máximo anotador en la historia del conjunto nacional.
El partido comenzó con una gran atmósfera, donde la afición se hizo sentir desde el inicio, hecho que acompañó el conjunto dirigido por Juan Carlos Osorio con demasiados toques a buen ritmo, llegadas por las bandas y una presión bastante alta.
Al minuto seis, Carlos Vela recibió el balón en los linderos del área y filtró un balón entre líneas para que Javier Hernández picoteara el esférico, ante la salida del arquero tico Keylor Navas, y así meterse en la historia del futbol mexicano.
Parecía que el seleccionado mexicano se asentaría en el terreno de juego, pero Costa Rica no permitió que se relajara enseguida, pues en los siguientes siete minutos logró acercarse al arco defendido por Guillermo Ochoa en tres ocasiones; para buena fortuna, en una de ellas se marchó fuera el balón y en las restantes el portero del Granada atajó un cabezazo y un tiro de media distancia del conjunto centroamericano.
Al 17, Carlos Vela volvió a demostrar que era el más iluminado en el ataque mexicano y sacó un potente zurdazo que atajó Keylor Navas hacia un costado. A partir de ahí, ambos equipos se dedicaron a meter fuerte la pierna y al 36’ Héctor Moreno recibió la tarjeta amarilla por una patada sobre Johan Venegas.
Ya en los últimos compaces del primer tiempo, nuevamente Carlos Vela dio una asistencia, esta ocasión desde un tiro de esquina para que Néstor Araujo rematara en el segundo poste y Keylor Navas no pudiera retener el testarazo y colar él mismo el balón a su marco, y así poner el 2-0 que no se movería para el resto del partido.
En la segunda mitad entró Jürgen Damm por Oribe Peralta para dar velocidad al ataque mexicano y aumentar la ventaja en la presentación azteca como local en el hexagonal final de la Concacaf.
Más tarde ingresó Jesús Molina por el capitán Rafael Márquez y Raúl Jiménez por el Chicharito, que salió debido a molestias en la pierna derecha.
Tiros desde media distancia, balones largos mal culminados y un par de escapadas de Damm, en donde Navas tuvo que gatear para quitarle el balón, fueron las acciones más importantes del juego hasta que al 85 el futbolista de los Tigres tomó un balón largo, pero Navas lo estorbó hasta casi la esquina de la cancha.
Damm se apoyó con Héctor Herrera, quien centró hacia Raúl Alonso Jiménez, sin embargo el futbolista del Benfica no logró conectar el balón correctamente y se perdió la última llegada tricolor.
Con ese resultado, México toma la cima del hexagonal con siete unidades producto de dos victorias y un empate, en segundo puesto se encuentra Costa Rica con seis puntos, en tercer sitio está Panamá con una victoria y un empate; mientras Estados Unidos, Honduras y Trinidad y Tobago comparten el cuarto sitio con tres unidades.
El siguiente partido de la selección será en territorio caribeño, cuando visite a Trinidad y Tobago el martes en lo que será la cuarta jornada del hexagonal clasificatorio a la Copa del Mundo de Rusia, que se llevará a cabo el próximo año.

Comentarios