El exabogado personal de Donald Trump admitió ante el Congreso que mintió en la negociación de un proyecto en Rusia

Agencia Reforma / Ciudad de México.- Michael Cohen, exabogado personal de Donald Trump, aseguró que el presidente de Estados Unidos (EU) es un hombre racista y estafador, durante su comparecencia ante el Congreso por vínculos sospechosos en la campaña del ahora mandatario.

“Me avergüenzo de haber elegido participar en ocultar sus actos ilícitos del señor Trump en lugar de escuchar mi propia conciencia”, dijo Cohen ante el comité de supervisión y reforma de la Cámara de Representantes.

El exabogado admitió ante el Congreso que mintió sobre los vínculos del mandatario en la negociación del proyecto de la Torre Trump en Rusia.

“Declaré que dejamos de negociar en enero de 2016. Eso fue falso: nuestras negociaciones continuaron durante los meses posteriores a la campaña”, dijo.

Trump aseguró que no había participado en las discusiones sobre el proyecto de la torre en Rusia durante su campaña, algo que ahora Cohen refuta e implica al mandatario directamente en sus conversaciones con Moscú.

“El señor Trump conoció y dirigió las negociaciones de la Torre Trump en Moscú a lo largo de la campaña y mintió al respecto. Mintió sobre eso porque nunca esperó ganar las elecciones”, agregó el abogado.

“También mintió al respecto porque estaba dispuesto a ganar cientos de millones de dólares en el proyecto inmobiliario.”

Por otra parte, Cohen dijo que cuando conoció a Trump pensó que era un empresario exitoso, pero al estar cerca se volvió “intoxicante”.

“Cuando estabas en su presencia sentías que estabas involucrado en algo más grande que tú; que de alguna manera estabas cambiando al mundo”, dijo ante el Congreso.

A través de un comunicado leído ente los legisladores de la cámara baja, Cohen aseguró que sabía de antemano sobre los correos electrónicos pirateados por el portal Wikileaks de la bancada demócrata en 2016 y que afectarían la campaña de Hillary Clinton.

“Trump supo por adelantado por Robert Stone sobre la caída de los correos de Wikileaks.

El abogado aseguró que en julio de 2016, antes de la convención demócrata, estaba en la oficina de Trump cuando su secretaria anunció que Roger Stone estaba al teléfono.

Luego de poner la llamada en altavoz, Stone contó a Trump que acababa de hablar con Julian Assange, fundador de Wikileaks, y que le aseguró que en un par de días habría una descarga masiva que dañaría la campaña de Clinton.

Comentarios