Trump reconoce que inventó déficit comercial

200
déficit

 

AGENCIA / Toronto

Las declaraciones del presidente estadunidense Donald Trump, en las que presume que mintió al primer ministro canadiense Justin Trudeau cuando dijo que su país mantiene un déficit comercial con Canadá, están causando indignación en el país.
Tras las palabras que Trump pronunció la noche del miércoles en un acto de recaudación de fondos, el ministro de transporte de Canadá Marc Garneau aclaró que “Estados Unidos tiene un pequeño superávit con Canadá de alrededor de 8 mil millones de dólares”.
Garneau añadió que el comercio entre los dos países está equilibrado y que el posible superávit o déficit es una minucia, porque diariamente el comercio entre los dos países es de más de 2 mil millones de dólares.

El ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá también disputó las palabras de Trump para afirmar que, de acuerdo a cifras del Gobierno estadunidense, en 2016 el país tuvo un superávit comercial de 12 mil 500 millones de dólares.
Una de las voces que ha expresado más indignación por el reconocimiento, por parte de Trump, que se inventó el déficit comercial con Canadá ha sido el que fuera embajador de Estados Unidos en Ottawa hasta enero, Bruce Heyman.
“Mentir a nuestros amigos, solo dañas las relaciones”, aseguró Heyman en Twitter y añadió que Trump debería avergonzarse por sus acciones.

“Canadá es nuestro mejor amigo, aliado y el mejor socio comercial en el mundo. 630 mil millones de dólares en comercio bilateral en bienes y servicios. La relación comercial está equilibrada con años, con pequeños superávit (sí, ahora) o déficit”, añadió Heyman.
Según una grabación obtenida por medios estadunidenses, Trump dijo: “Trudeau vino a verme; es un buen tipo. Me dijo ‘no, no, no tenemos un déficit comercial con vosotros. Donald, por favor (…). ‘Incorrecto, Justin, sí que lo tenemos’ No tenía ni idea. Solo dije ‘Estás equivocado, Justin’”.

Cuando el líder canadiense insistió en que no contaban con un saldo negativo comercial con EU, Trump replicó que no lo creía y envió a uno de sus asistentes a comprobarlo, quien le mostró que las cifras del Departamento confirmaban lo que decía Trudeau.

Comentarios