Como en El Jugador, el magistral relato de Fedor Dostoievsky –redactado en solo 12 días por el enorme autor– que retrata el hastío y la repetición automática de su ludismo enfermizo, donde ya solo apostaba contra sí mismo, por obsesión y soledad, así estamos esperando a que esto cambie, aunque sea solo una fantasía espectral.
Así los mexicanos. Todos los días debemos apostar a que éste va a ser peor que ayer. Es lógico. Todo está eslabonado a una mecánica de extracción masiva de recursos y entrega total al extranjero. No se puede esperar que algo mejore, pues es casi imposible. Nos vemos obligados a apostar contra nosotros mismos.
Los umbrales de la paciencia se han resquebrajado. Se derruye la esperanza mientras acontece todo alrededor. En unas horas nos hemos indignado con la explosión de Tultepc, causante de decenas de muertos, una bomba de tiempo, auténtico polvorín infernal que requería previsión y solución del llamado gobierno estatal minitoluquita, solo ocupado en resolver los impulsos emocionales de Eruviel Ávila Villegas.

Premio$ para Salinas de Gortari

Nos encabronamos cuando somos asaltados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con su amenaza inminente de subir la gasolina en 22.5 por ciento durante el próximo mes. Sabemos que vienen noticias, aún más graves, sobre ese asalto en despoblado… Ajustarán hacia arriba los precios un día sí y otro también.
No es una decisión que haya sido tomada por un aparato productivo, pues tiene muchos años, desde que Salinas de Gortari se proclamó como “Carlos I de México”, que los impertinentes gobernantes tomaron la decisión de jugar a la ruleta negativa de la importación, en lugar de apalancar la estructura de refinerías que habíamos pagado con nuestros impuestos.
Ahora, el infeliz “Carlos I de México” es premiado por la ruleta de la fortuna toluquita con el puesto de primer concesionario de las obras de infraestructura del gobierno, para cederlas a sus lamedores. Aunque no haya obra alguna, se dedican a subastar hasta lo inexistente, canasta de expectativas de los promotores de la desastrosa inflación con recesión económica, que nos ahoga.

Terminamos uno de los peores años

Los mensajeros de los infortunios cargan con la responsabilidad de informar, desafortunadamente, de lo peor. Tiene muchos años que los miembros de las burocracias doradas, protegidos por el feroz endeudamiento externo, nos señalan a algunos comunicadores como los profetas del desastre. ¡Uy, qué pena!
Alguna ley debe haber en el Universo que siempre protege la objetividad de los que luchan contra la mentira y la rapiña. Siempre son más creíbles que los que practican cotidianamente maniobras personales que tienen tiritando de horror a esto que todavía llamamos país.
Terminamos uno de los peores años que nos han tocado vivir como pueblo. Exhaustos, avergonzados e indignados. Pero ellos sienten que se pueden largar con el fruto de lo saqueado, impunemente. Así se manejan y, lo que parece, casi siempre es. Lo hemos comprobado usted y este escribidor en los años de esta catástrofe dizque política.

El PRI es un grupito de bandoleros

La falaz e inútil Comisión Nacional de Seguridad, que todavía no sabemos qué hace, informa con gran rebumbio que este año es el que registra el mayor número de homicidios dolosos. Y tan campantes. Tultepec había contado 11 explosiones en 12 meses, y nadie en Toluca se enteró. Todos ahí, solo esperando los moche$.
Politizan las tragedias, utilizando todos los mecanismos para culpar a quienes las sufren en carne propia. Provocan que el apetito extranjero para continuar el robo, sea ya casi insaciable. Todavía tienen el morro irresponsable de decir que las puertas del PRI están abiertas para los que se quieran ir.
¿Quién las cerrará? preguntan los inoportunos en las calles. Para nadie es una ganga entrar. Porque ningún partido puede existir con solo un grupito de bandoleros. Ochoa Reza, el habilitado por Videgaray, es enviado a decir que puede ofrecerles impunidad eterna. Es el menos indicado. Con la pena, pero Videgaray es el primer indiciado, junto con su impresentable jefecito deprimido y catatónico que se esconde en Los Pinos.

Que le paguen lo perdido en Rosarito

No tienen fondo posible. Son imperitos, insaciables e ignorantes. No conocen el rebote, su carrera está confeccionada para la molicie y el crimen público, que siempre tenemos que apechugar 110 millones de indefensos y explotados. Hasta que la paciencia dure y la voluntad aguante, como dice el famoso huapango.
Pero el baile se acabó. Mejores noticias pueden ayudar a levantar el ánimo de lucha. Algunas de las que pueden registrarse en los próximos días pueden ser decisivas para ese empeño. Aunque a estas alturas ya se levantó hasta la torna cruda, van las que se comentan:
Que Donald Trump, arrepentido por sus procederes en la campaña en verso, ha tomado la decisión de hacer negocios en México, asesorado por la brutal impunidad de Peñita. El muro fronterizo, piensa, ha de ser levantado por Higa, reportándole los mejores dividendos a ambos. El hombre necesita protección y confort para el lavado de las ganancias, usted sabe.
Las condiciones que ha puesto son realmente mínimas. No representan ningún reto para los toluquitas: quiere que primero le trasladen, de las inmensas reservas en dólares que dicen tener depositadas en la reserva federal gabacha, unos cientos para recuperarse de lo perdido en su aventura de Rosarito, en Baja California. Eso es lo primero.

Videgaray, el pollo de Donald Trump

Lo segundo, que el equipo de cazatalentos de Vicente Fox lo acompañe siempre en la búsqueda de colaboradores. Ah, y que se pueda aplicar el polígrafo que utiliza la PGR en todas sus policías, para elevar la eficiencia en el combate contra los impertinentes y metomentodo. Después, que se reconozca su derecho de pernada en la imposición del candidote del PRI a la Grande.
Aunque se han cruzado apuestas para atinar quién podría ser su “pollo” para esa aventura, los allegados dicen que se inclina por alguien que concilie los intereses de miserables y potentados: nadie tiene mayor feeling para eso, que el compadre de su yernito, el felón Videgaray. Que se compromete a hacerlo ganar.

Hará de Higa “empresa de clase mundial”

Lo tercero, que le sean transferidos los poderes de decisión dentro de la empresa de Peñita, Higa, para hacerla, ahora sí, de clase mundial. Pero no quiere la intervención de rateros como Salinas y su parentela Gérard. Son demasiado ambiciosos, según Trump, que de eso sabe un largo rato.
La cuarta condición: que el Inegi se encargue de evaluar el desempeño del gobierno neo republicano. Que de paso, cargue con Mitofsky para que levante las encuestas que le urgen, y ya de filón, si es posible, que la Auditoría Superior de la Federación le confíe los secretos para perseguir funcionarios atrevidos, ¿usted cree?
‎Pensar que este es el mejor escenario futuro para los que sueñan en su permanencia en las ubres mexicanas. Para los que desean la anexión total. Ni por ser hoy Día de los Inocentes se les puede conceder. Ese mundo se acabó. ¡Ni pedo Carolina, te sacaron a bailar!
¿Lo lograrán? Al fin y al cabo, todos están hechos de la misma pasta. Allá arriba, se ponen de acuerdo. Los que nos irritamos y nos peleamos, estamos acá, de este lado.
¿No cree usted?

(*) Inocente palomita que… ¡Feliz día de los inocentes! Con estos bueyes hay que arar y después, enjuiciar. ‎¡No hay de otra!

Índice Flamígero: El 2017 que está a la vuelta de la esquina traerá más pobreza. El gasolinazo anunciado ayer por la SHCP es la puntilla que puede provocar aún más a una sociedad de suyo encabronada con sus gobernantes –los mismos que piden se hable bien de México–, pero donde la miseria ya enraizó es en el campo. Así lo plantea don Rubén Mújica Vélez en un breve texto bajo el título “Pobreza en el agro: Parecería algo menor, pero no lo es. Decir pobreza rural identifica un proceso natural, inercial, producto de operar del sistema capitalista. Cierto, en este imperan tendencias concentradoras en pocas manos de los beneficios del proceso productivo, en desmedro de las sociedades rurales. Esta tendencia auspicia en parte un proceso descampesinizador. Pero en México se impuso la más eficaz política destructiva, por extranjerizadora del mundo rural. Empezó con Ávila Camacho y su afán anticardenista. La de Lázaro Cárdenas fue ‘el canto del cisne’ de una vía de crecimiento y potencial desarrollo campesino. El llamado ‘Presidente Caballero’ fue paliducho agente de una copia de la vía farmer yanqui. Desde entonces la Secretaria de Agricultura se organizó y promovió programas que eran copias de las de EUA. Con Miguel Alemán el modelo yanqui se impuso a macha martillo. Orive Alba revelo que el propósito ‘era convertir al campesino en agricultor’… al estilo yanqui. Entonces las aves de rapiña se abalanzaron contra todo indígena y campesino. Con Salinas de Gortari, que gobernó 12 años, porque don Miguelito de la Madrid no supo que fue presidente, se llevó al extremo el empobrecimiento de los grupos rurales y la exaltación de los nuevos latifundistas económicos, el ‘capitalismo salvaje’. ¡De ahí pa’l real! Zedillo entregó el mercado interno de alimentos a transnacionales, los ferrocarriles y etc. Después cínicamente se fue a su ansiado Nirvana: EUA. ¿Los panistas? El lenguaraz Fox que aún se atreve a decir gansadas, concretó a ultranza el ‘gobierno de empresarios para empresarios’: no engañó. Con Usabiaga coparon el mercado del ajo y otros negocios a socaire de su caricatura de gobierno. Calderón se concretó a desatar una guerra que cuesta decenas de miles de seres humanos. ¿Peña Nieto? Abuso de una aberrante atribución constitucional: el régimen de concesiones. Que los ‘representantes impopulares’ no tocan. Basado en ella, extranjerizo millones de hectáreas, como si el país fuera su potrero. Así este proceso destructivo originó una marea humana a EUA y trabajo baratísimo para producir lo que acá necesitamos para comer. ¿Pobreza? No. Empobrecimiento rural y… ¡traición a la Patria! + + + Dice don Alfredo Álvarez Barrón que “las dos principales carencias en los hospitales del IMSS son la escasez de medicamentos y falta de tiempo de los médicos para atenderlos adecuadamente, cual indican pacientes diabéticos que acuden a clínicas de dicho organismo…” Y El Poeta del Nopal aprovecha la información para regalarnos su inteligente epigrama: “Si busca emociones fuertes, / para salir del apuro, / encontrará en el Seguro / ¡la antesala de la muerte!”

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

No votes yet.
Please wait...

Comentarios