Ciudad de México.- Los diarios que fueron vetados por la Casa Blanca respondieron ayer y calificaron la medida como un intento de intimidación y un atentado contra la democracia. The New York Times planea extender su protesta a la transmisión de la entrega de los premios Oscar.
El viernes, la Casa Blanca causó polémica al vetar la asistencia de CNN, The New York Times y Politico a una sesión informativa informal (conocida como gaggle) del portavoz presidencial Sean Spicer.
Los reporteros de los tres medios no pudieron acceder a la oficina de Spicer en el ala oeste de la Casa Blanca, si bien se permitió la entrada a periodistas de medios conservadores afines como el diario Washington Times y la web Breitbart.
Ante la medida, los informadores de la revista Time y la agencia Associated Press (AP) se negaron a acudir al gaggle como protesta.
Los Angeles Times sostuvo en su editorial que la Casa Blanca “elevó la guerra a la libertad de prensa el viernes a un nuevo nivel, a excepción de algunos de los medios de comunicación más importantes del país”.
CNN se dijo sorprendida de la decisión del secretario de prensa y apuntó que espera que los medios cierren filas “luchen por el derecho del público a observar e informar sobre el gobierno sin temor a represalias oficiales”.
Por su parte, The New York Times también en su edición de ayer resaltó que “la pequeña decisión” tomada el pasado viernes desde la Casa Blanca por Trump sobre “prohibir a ciertas organizaciones de noticia de una reunión informativa [es] un cumplido a los periodistas cuyo trabajo honesto provocó la última rabieta” del mandatario estadunidense.

Dato

El viernes, la Casa Blanca causó polémica al vetar la asistencia de CNN, The New York Times y Politico a una sesión informativa informal

No votes yet.
Please wait...

Comentarios