KIRELY MACEDO / IMSS HIDALGO
Pachuca.- El dolor en la espalda, columna y cuello son cada vez más frecuentes en los jóvenes y niños debido a que se acostumbran a cargar más peso, ello asumiendo un porcentaje de capacidad mucho más grande que lo que se debería, mismo que no debe rebasar más de 10 por ciento de los kilogramos de la persona.

De lo anterior pueden desprenderse problemas y lesiones en la columna vertebral que incluso pueden ser permanentes, provocando dolores y contracturas en la parte de la espalda baja, síntomas que se manifiestan a temprana edad, aunado a la falta de ejercicio o actividad diaria que provoca que los músculos y huesos no tengan algún tipo de estiramiento.

Usualmente, esas afecciones se presentan debido a que los niños y adolescentes que cursan primaria y secundaria cargan mochilas que pesan en promedio entre ocho y 13 kilogramos; además, las personas que usan un calzado de plataforma o demasiados altos incrementan el riesgo de padecer esos problemas.

En ese sentido, el ortopedista y especialista en columna vertebral Ángel Cano Rodríguez destacó que desde la infancia deben generarse hábitos de cuidado y prevención, como no cargar de más en las mochilas o evitar los bolsos de una sola correa ya que el peso no se equilibra completamente
en la espalda.

Por ello, se recomienda realizar alguna actividad física continua haciendo que los músculos se endurezcan, sobre todo en la etapa de crecimiento; además de evitar acudir con personas no especializadas, ya que muchas veces las “sobadas” mal realizadas pueden causar molestias más graves.

Los especialistas en rehabilitación realizan diversas terapias para evitar que las molestias y afecciones en espalda, cadera o rodillas sean irreversibles.

Asimismo, existen otras medidas que ayudarán a prevenir que los infantes sufran dolor y desgaste en la columna, como evitar el sedentarismo prolongado frente a la TV o en videojuegos, hacer ejercicio para mantener en movimiento los músculos y articulaciones, tener un control adecuado del peso, que reducirá molestias también en rodillas o pies, así como usar un calzado adecuado para las actividades físicas o rutinarias.

Ante ello, resulta importante que al presentar algún dolor muscular o dificultad al sentarse o al caminar deberá acudirse de inmediato con el especialista, ya que regularmente los problemas de esa índole son poco tratados adecuadamente, pues las personas prefieren tomar algún tipo de desinflamante o pastillas en lugar de tratarse de manera adecuada, evitando así que el problema se resuelva.

  • Esas afecciones incluso pueden ser permanentes, provocando malestar y contracturas en la parte baja dorsal
  • El ortopedista y especialista Ángel Cano destacó que desde la infancia deben generarse hábitos de cuidado y prevención
  • Los estudiantes de primaria y secundaria llegan a cargar en promedio entre ocho y 13 kilogramos en sus bolsas, lo que puede ser adverso

Comentarios