Son las últimas dos semanas de la administración del gobierno estatal y continúan los cortes de caja por área. Ayer tocó hacer el balance en torno a la industria turística estatal y la conclusión fue que si bien hay avances, la entidad aún no despega como debería. Los ingresos producto de esta actividad aún son irrelevantes, pues no hay nada que interese al turista a quedarse más allá de una noche en Hidalgo. Durante la presentación de los “avances y resultados” de la Secretaría de Turismo y Cultura, Olvera reconoció que falta mucho para arraigar al turismo para que se hospede más allá de una noche. Aunque ha habido avances en cuanto a capacitación de personal y algunos logros en infraestructura, la industria no termina de despegar. El mandatario diagnosticó que no solo falta trabajar en promoción, sino en la consolidación de atractivos y diseñar o inventar actividades para que el visitante invierta más en su estancia. Como expuso el gobernador, se trata de un trabajo que involucra no solo al gobierno estatal, sino a los prestadores de servicios. Pero aquí vale la pena recordar la demanda de los hoteleros respecto a la inactividad del Fideicomiso del Impuesto sobre Hospedaje, que se encuentra en coma desde 2012. El fondo que se financia con el impuesto sobre hospedaje a una tasa de 2.6 por ciento fue creado para promover a la entidad, pero no se ha hecho nada. Tampoco se sabe nada sobre el destino del dinero recaudado. Y 40 millones de pesos no es una cantidad despreciable. Así es, para que el turismo realmente despegue en Hidalgo se necesita mucho trabajo. Reactivar el fideicomiso y destinarlo a la promoción de los atractivos locales sería un muy buen principio. De filón. El gobierno estatal respondió a la carta abierta que publicó ayer la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo respecto al adeudo que mantiene con la casa de estudios. Según el contenido, se deduce que todo está bien. ¿Será el mismo problema que en materia de turismo?

No votes yet.
Please wait...

Comentarios