Tuzo utópico

502

Damas y caballeros, niños y niñas, es domingo y esta noche los Tuzos del Pachuca tienen una cita con el destino. Enfrentando al mejor del torneo, con todo y ayuda arbitral, el equipo de nuestra ciudad buscará la sexta estrella para su escudo. Hoy, con la ventaja de un gol en el marcador, Rayados deberá jugar un partido como cualquiera de la temporada regular para acabar con el sueño de un club que tuvo que dejar a su hermano menor en el camino para plantarse en la Sultana en este día.
¿Por qué utópico, entonces? ¿Acaso el autor piensa que Pachuca no puede devolver la gloria a su gente luego de nueve años de sequía? No es eso. Se trata, simplemente, de que los nuestros deben hacer un partido perfecto, sin fallas ni errores, sin lujos ni excesos. Perfecto y nada más.
Lo que vimos en la ida de esa última instancia del torneo Clausura 2016 fue un Pachuca normal contra un Monterrey atípico. Aunque los de casa se dedicaron a buscar las oportunidades en el marco rival, lo cierto es que se llegó en contadas ocasiones. No obstante, el portero Jonathan Orozco se vistió nuevamente de héroe para salvar su marco con un par de atajadas espectaculares. Los dirigidos por Diego Alonso mostraron las debilidades de siempre: el ritmo de juego que viene en picada desde el minuto 45 hasta el final. Y no porque estén faltos de condición, ya que tanta juventud en sus filas demuestra lo contrario. Más bien, se trata de una falta de creatividad para ser incisivos al frente. Seamos sinceros: los regates del tridente canterano ya no son ninguna sorpresa, aunque siguen desequilibrando por el factor velocidad.
Por su parte, los de Antonio Mohamed jugaron a poco, por no decir a nada. ¿Alguien sabe por qué Dorlan Pabón no estuvo presente? ¿A Funes Mori no le dijeron que el partido era el jueves? El mérito es en gran medida para la defensa pachuqueña, bien plantada y con la estrategia de un lateral ofensivo, aunado a las labores de los zagueros y la de Hernández como contención implacable. Extrañaremos a Murillo, pero Aquivaldo, más corazón que talento, está listo para el relevo.
Hoy, los Tuzos deben demostrar por qué son “el equipo de México”. Rayados, ante su afición, no querrá decepcionar. La moneda está en el aire, pero a Pachuca se le da ganar títulos en Monterrey.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios